Burjasot en el “Anuario Batllés. Región Valenciana” (Valencia, Alicante y Castellón) 1914

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

A José Santamaría, mi tatarabuelo  y a todos aquellos que han ido forjando a lo largo de los siglos la Historia de nuestra población.

Sólo se conoce la entrega correspondiente a 1914-1915 de este anuario comercial, industrial y profesional referido a las provincias de Valencia, Alicante y Castellón, de en torno a las 500 páginas, editado por el impresor Federico Batlles (Valencia). Se trata de una guía en la que aparecen los nombres y direcciones de los comerciantes e industriales de esta región, ordenados por sector de producción o profesional, especificado este en cinco idiomas, y agrupados por localidades. Al comienzo da cuenta de las tarifas de correos, telégrafos, paquetes postales, timbres del Estado, así como equivalencias de medias y pesas y monedas, como datos útiles para la exportación. También hace una reseña geográfica, histórica, estadística y artística de cada provincia. Inserta asimismo anuncios publicitarios. Al final contiene un índice alfabético de profesiones.

Como nuestro deseo es preservar la originalidad del Anuario, no transcribiremos las entradas referentes a Burjasot mostrándolas tal y como fueron publicadas en 1914.

34

56

78

910

1112

13alpargatas

1516

1718

1920

2122

2323

2425

2628

2930

3132

3334

3536

3738

3940

4142

4344

4546

4748

4950

5152

5354

5556

5758

5960

6162

6364

6566

6768

6970

7172

7374

7576

7879

Lozaloza 1

8081

828384

8586

8788

8990

9192

9394

9596

9798

99100

101102

103104

105106

107108

109110

final (2)

Descarga:

Anuario Batllés. Región Valenciana (Valencia, Alicante y Castellón) 1914-1915

 https://drive.google.com/open?id=1e-wVFq_dWZYquag3KXhf10tC7Cb3HtC3

Javier Martínez Santamaría

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

 

Anuncios

Carta Abierta a la Opinión Pública Valenciana

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

“CONSELL VALENCIÀ DE CULTURA”

Un señor llamado D. Joan Lerma i Blasco, presidente de la Generalitat Valenciana , en el año 1985 creó el Consell Valencià de Cultura, ratificado por D. Eduardo Zaplana Hernández-Soro…otro señor. Por cierto éste señor nombró en el año 1996 a Santiago Grisolía, como presidente (eterno presidente) y… ahí sigue.

A modo de información vemos que en el TITULO I de sus estatutos, hablan: De las funciones del Consejo Valenciano de Cultura:

Artículo 3:

El Consejo Valenciano de Cultura es la Institución consultiva y asesora de las Instituciones públicas de la Comunidad Valenciana, en aquellas materias especificas que afecten a la cultura valenciana.

Velará por la defensa y promoción de los valores lingüísticos y culturales valencianos de acuerdo con lo que dispone la presente Ley.

Artículo 4:

Serán directrices inspiradoras de la actividad del Consejo Valenciano de Cultura:

a) El respeto a los principios que informan la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

b) La objetividad, veracidad e imparcialidad de sus informaciones y propuestas, de acuerdo con criterios científicos e históricos.

c) El respeto a la libertad de expresión y de pensamiento, y a la libre creatividad cultural.

d) El respeto al pluralismo cultural y lingüístico de la sociedad valenciana.

El artículo 4º, fija las directrices sobre la actividad del Consell Valencià de Cultura, los motivos de su existencia y los fines para los que se creó. Observando sus diferentes apartados no podemos dejar de preguntarnos:

¿Objetividad, Veracidad e Imparcialidad? ¿Respeto a la Libertad de Expresión, de Pensamiento y a la Libertad Cultural? ¿Velar por el Pluralismo Cultural y Linguistico de la Sociedad Valenciana? ¿Imposición por las Buenas o por Decreto de su  Ideología Lingüística?

premio

El Consell Valencià de Cultura en pleno entregando la Medalla de Honor del Consell a Pep Gimeno  “Botifarra”

En el año 2016, el Consell Valencià de Cultura decidió hacer un “homenaje” a la música de raíz tradicional valenciana a través de la figura del setabense Pep Gimeno “Botifarra”, del que podemos entresacar algunas de sus frases y “meritos”: “soc un home senzill que es nega a tindre telèfon mòbil, carnet de conduir o internet”, otra: “El Himno Regional no me lo sé, además de que no lo canto”, otra más: Algunas de esas actuaciones (… ) fueron muy lejos de Xàtiva: en Tarragona, en Barcelona… “es muy pesado ir a cantar a Tarragona, por ejemplo, y tener que levantarte al día siguiente a las siete de la mañana para ir a trabajar” y la última: “En Barcelona acabo de ser uno de los invitados a la Festa de la Mercè y días antes estuve en Tarragona con la rondalla”. Evidentemente todo tiene arreglo en esta vida y por esa razón “Botifarra” tendrá campo libre: ¡¡¡pido una excedencia de seis meses…y ya está!!! Perdón, es que hasta ahora no habíamos dicho que Pep Gimeno ¡¡¡es funcionario!!! ¿Explicará esto muchas de las cosas relacionadas con el gran “cantaor”? ¿O qué…nunca ha cantado bajo una senyera valenciana, pero sí bajo una estelada?

pep-botifarra-xativa

Pep Gimeno “Botifarra”…y la estelada 

Veamos…¿Estos consejeros (21 incluido el presidente) del Consell Valencià de Cultura saben algo de Valencia (Castellón, Valencia y Alicante) y de su cultura? Es evidentemente una pregunta retórica: ¡pues claro que lo saben! 

¿Por qué nunca tuvo ese mismo reconocimiento Pilar García Comeche “Pilareta”? ¿No se lo merecía esta mujer, artista, embajadora, ama de casa, madre…? ¿Porque no estuvo adscrita a ningún partido político? ¿O simplemente porque era una valenciana del pueblo llano, transmisora de las tradiciones verdaderamente populares y cantaba en un valenciano del pueblo, enseñado de abuelos a padres y a nietos, a lo largo de los siglos?

Pilar García Comeche, “Pilareta”, va naixer en l’any 1930 en el barri de Russafa de la ciutat de Valéncia, i va morir el dia 14 de giner de 2017, als 87 anys d’edat. Va ser un dels grans referents del cant valencià durant més de 60 anys.

pilar1-1

Pilar García Comeche, “Pilareta”

Des dels anys 1960 va portar el cant valencià per tota Espanya i Europa en grups folclòrics d’Educació i Descans (¡¡Claro!! era franquista por cantar en grupos folclóricos de Educación y Descanso) i a partir de 1976 en el “Grup de Danses La Senyera” fundat per ella mateixa. En 1983, en la plaça de Sant Pere de Roma, va cantar davant del Papa Juan Pablo II. En 1984 varen guanyar el Primer Premi Mundial en el Festival de Peixcara. Ha gravat cant valencià en 10 publicacions sonores en el Chiquet del Carme (1972) i Pastoret (1973), en el seu propi grup (1981, 1986, 1993) i ha intervingut en l’Antologia del Cant Valéncia d’Estil. En novembre de 2015, i ya en 85 anys, va entusiasmar a un Palau de la Música ple, en un festival dedicat a Joaquín Sorolla, en el que va mostrar les seues facultats junt al “Grup de Danses la Senyera”.

Pero “Pilareta” no es un caso excepcional, como ella existen muchos defensores de lo valenciano, menospreciados e incluso silenciados por la oficialidad política y cultural valenciana. El caso de esta grandísima artista es uno más, entre los ignorados por la oficialidad. Gente que preserva y transmite las tradiciones valencianas por todo el mundo, gente que logra con su trabajo ubicar a Valencia en el mapa y no sólo en el ámbito musical, también industrial, artesanal, cultural, audiovisual, científico e histórico, despreciados por las autoridades autonómicas.

Sigamos sumando…el mes de enero de 2017 se presentó en el Colegio Mayor San Juan de Ribera de Burjassot, la traducción a la Llengua Valenciana de “En Quixot de la Mancha”; traducción efectuada bajo las reglas ortográficas denominadas de la Real Academia de Cultura Valenciana.

En el mes de mayo se puso en contacto con el traductor “un señor, perteneciente al Consell Valencià de Cultura”, interesándose por “En Quixot de la Mancha”. El buen hombre se enteró de la traducción por los artículos y reseñas aparecidas en prensa, radio y televisión.

En aquellas fechas, los medios de comunicación difundieron la noticia de una exposición en el Congreso de los Diputados de España (Madrid), iniciada el 19 de abril de 2017, sobre las traducciones de El Quijote en casi todos los idiomas, aportadas por los diferentes embajadores acreditados en nuestro país, y las traducciones al catalán, vasco y gallego. Nadie se preocupó de enviar ningún volumen en nuestra lengua autóctona. Este componente del Consell, de forma no oficial, se puso en contacto con otros vocales haciendo ver la necesidad de que la traducción de esta obra en la lengua valenciana estuviera presente en dicha exposición. Durante esas conversaciones informales con alguno de sus compañeros, la respuesta fue: “deja esas cosas para los que entienden” y “esa no es la primera traducción al valenciano”. Cierto, existe una traducción de la obra cumbre de Miguel de Cervantes a la lengua valenciana, obra de Francesc Martínez i Martínez del año 1923. Un ejemplar de ésta traducción se encuentra en la Biblioteca Valenciana de San Miguel de los Reyes (Valencia) y no se tiene constancia de ningún otro ejemplar a día de hoy.

Y lo más importante: no se trata de si es la primera traducción al valenciano, ni si la traducción está hecha bajo unas normas ortográficas u otras; la cuestión es que habiendo traducción disponible ¿no debería haber estado ésta en esa exposición en las Cortes Españolas? ¿Cuál es la importancia de que fuese la primera, la segunda o la décima? ¿Por qué no se llevó, en préstamo, la que hay en la Biblioteca Valenciana, si es que la actual no era válida?

¿Por qué se le ocurrió al traductor utilizar les Normes la Real Academia de Cultura Valenciana, cuando lo políticamente correcto hubiera sido utilizar las de la politizada, excluyente y servil Academia Valenciana de la Lengua (AVL), impuesta por los gobernantes actuales, permitida, difundida y aplaudida por los anteriores? ¿Cómo se le ocurre a este Conseller bien intencionado, plantear e incluso mencionar una traducción bajo les Normes de la Real Academia de Cultura Valenciana?

Es una aberración, que por motivos políticos no exista un ejemplar en Lengua Valenciana de la maravillosa obra de Cervantes, en la Biblioteca del Congreso de los Diputados de España. Ni Normes de Castelló, ni Normalizado, ni Normes de la RACV. Nuestra Cultura se merece mucho más que la miopía y el daltonismo reinante tanto en el Consell Valencià de Cultura, como en la propia Generalitat.

La respuesta a todo esto es muy sencilla: años y años de adoctrinamiento, dejación de funciones por parte de la mayoría de los políticos, miedo a perder la opción de medrar,  pasividad de la Sociedad Valenciana autocomplaciente y narcisista, las subvenciones extranjeras y el autoexilio dorado; pagado con antelación, de algunos valencianos buscando mullido hogar y abundante escudilla en tierras norteñas,  traducido al Román Paldino o Español coloquial, cuentas corrrientes….muy, pero que muy saneadas.

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

¡Mare meua! Els diaris…

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

El pasado 14 de enero publicamos un artículo titulado “Burjasot en la Guerra de Cuba (1895-1898)“.

Hoy publicaremos una misma noticia aparecida en dos diarios, con líneas editoriales totalmente opuestas. Nos referimos a los sucesos acaecidos en el entierro de Jaime Bartual Agusti, burjasotense, repatriado de la Guerra de Cuba, fallecido por enfermedad; vómito (fiebre amarilla), en su domicilio de Burjasot.

La misma noticia fue publicada el mismo día, 31 de diciembre de 1897, en el diario “La Autonomía” de Reus y “El Regional” de Valencia, con resultados totalmente divergentes.

Repatriado de Cuba:

Bartual Agusti, Jaime  (Jaime Batuas Agenti en el original)

Punto donde han fijado su residencia: Burjasot (Valencia)

Clase: Soldado

Repatriado: 25 de agosto de 1897

Puerto de desembarco: La Coruña

Vapor: Monserrat

Clasificado: ACE (A Continuar por Enfermedad)

Se incorpora: Regimiento Vizcaya, 51

DOMG 26/10/1897, 637. (Diario Oficial del Ministerio de la Guerra)

La Autonomía de Reus“. Diario republicano. Defensor del partido único: Año IV. Número 936 – 1897 diciembre 31, hoja 1ª.

autonomia 1autonomia 2

En segundo lugar “El Regional” de Valencia, órgano de la comunión tradicionalista, diario de la mañana – Año 1. Número 355 – 1897 diciembre 31, hoja 2ª.

regional 1regional 2regional 3

En la misma hoja aparece la siguiente noticia:

regional 4

Vicente Manzana de Pedro

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

CUENTOS ARQUITECTóNICOS…Manuel Salvador Redón

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Hay veces, sin saber por qué, retomamos amistades olvidadas en el tiempo y ese día, el  del reencuentro, se transforma en una continuidad de la conversación de ayer. Este turolense de nacimiento, trotamundos adolescente y como la estación de metro “Burjasotense-Godellano” de adopción, le encomendamos la tarea de presentarse ante todos usted, con sus propias palabras. Solo podemos añadir que ésta obra; de un escritor novel valenciano, fresca, original, cautivadora de principio a fin, ha logrado que la presbicia acuciante no sea un obstáculo para una lectura muy interesante.

 

CUENTOS ARQUITECTóNICOS

           Un “Templer” me invita a hacer una reseña y en mi vida me he visto en tal aprieto. No teman, no voy a continuar descontextualizando los versos del Fénix de las Letras. Lo del aprieto viene porque jamás leo una reseña, ni una sinopsis de un libro, salvo después de leído éste. Mas no estoy en busca de corifeos; son cosas mías.

            ¿Cómo hablar de mi libro, sin desvelar nada, pero suscitando interés por su lectura y por añadidura no sentirme intruso en tan digno foro? La sinopsis que escribí, sí para que evalúen mi catadura moral, comienza confesando: Las Piedras Viejas hablan.

 

            Como geómetra andante, allá por el último año del siglo pasado me cayó en suerte la tarea de hacer el levantamiento de planos de la Iglesia-Convento San Francisco de Requena. Fue una experiencia iniciática. A partir de entonces le tomé el gusto al edificio singular, histórico; el que desafiaba las técnicas constructivas actuales y hacía indagar y deducir intenciones ya no visibles, a menudo por la erosión, el abandono o la superposición de intervenciones posteriores, bienintencionadas, pero a menudo impropias.

            El siguiente encargo fue ocuparme de cierta catedral, la cual volvió y revolvió en dos ocasiones. Ese encuentro con las viejas piedras producía en mi ánimo sensaciones superpuestas; por una parte fascinación, por otra parte la ambición de querer atrapar sus formas geométricas.

            Más recientemente tuve también el honor de ocuparme de dos edificios de la Administración de Justicia de la Comunidad: el Palacio de Justicia del barrio de Benalúa de Alicante y el muy señero edificio del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, antiguo Palacio de la Aduana.

1            Paralelamente a estos trabajos y otros propios de mi profesión, siempre que el tiempo me lo permitía y la Inspiración me asaltaba, daba rienda a mi otra gran vocación, esto es; la escritura. Escribía relatos, historias, cortas biografías de personajes que creaba y que creía manejar, mas para mi asombro pronto tomaban vida propia y ya no obedecían a mis dictados. Ponía mi pluma al servicio de ellos, me convertía en escribidor de sus alegrías y de sus miedos, de sus hazañas y de sus miserias, de sus pensamientos y de sus sueños.

            Pronto percibí que en su mayoría buscaban como escenario, como paisaje de fondo, más que, una arboleda, una playa o unos cantiles, el íntimo refugio de unas gruesas paredes. Penetraban con curiosidad, con el ánimo despierto y del mismo modo que su creador había, ahora lo razonaba, dialogado con las viejas piedras, así estos, desobedeciéndome como corresponde a todo hijo que se precie, iban más allá hasta donde el pobre escribidor de sus hazañas no había podido llegar en persona. Traspasaron algunos límites; un detalle les intrigó y se lanzaron a desentrañar el misterio que se ocultaba. El misterio de las piedras viejas.

            Este libro, Cuentos Arquitectónicos, contiene cuatro historias y nace del encuentro del individuo escritor con el hecho arquitectónico, pero para ello el individuo geómetra ha aportado todo lo que su ciencia le ha permitido saber del edificio. Pero ni uno ni el otro consiguen dar con el misterio. Una vez más son los irreverentes hijos-protagonistas los que lo consiguen.

Manuel Salvador Redón

Título:             Cuentos Arquitectónicos
Autor:              Manuel Salvador Redón
Editorial :       Chiado Editorial
ISBN:                978- 989-52-1139-5

Libreria París Valencia – Carrer de Pelai, 7. 46007 Valencia

39.4672786,-0.380529,17

Libreria Izquierdo – Gran Via de Ferran el Catòlic, 12, 46008 Valencia

39.4704561,-0.3869487,17

Librería Cervantes – Carrer Cervantes, 47, 46110 Godella, València. 39.5209764,-0.4210943,17

Espai Guastavino Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia. Carrer d’Hernán Cortés, 6, 46004 Valencia  39.4684422,-0.3739583,17

Espai Guastavino (Librería del CTAV), C/. Hernán Cortés, 6 Valencia.

El Corte Inglés.

Casa del Libro.

Editorial Chiado.
https://www.chiadoeditorial.es/libreria/cuentos-arquitectonicos

 

Manuel Salvador

página web: http://www.msal-delinea.com

blog: http://blog.msal-delinea.com

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

Burjasot en la Guerra de Cuba (1895-1898)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Constitución española de 1876, bajo el reinado de Alfonso XII y cuyo artífice fue Antonio Cánovas del Castillo, en su Artículo 3 del Título 1 crea el servicio militar obligatorio para todos los españoles en los siguientes términos:

“Todo español está obligado á defender la patria con las armas, cuando sea llamado por la ley, y á contribuir, en proporcion de sus haberes, para los gastos del Estado, de la Provincia y del Municipio.

Nadie está obligado á pagar contribución que no esté votada por las Córtes ó por las Corporaciones legalmente autorizadas para imponerla.”

Y el Artículo 88 del Título 12:

“Las Cortes fijarán todos los años, á propuesta del Rey, la fuerza militar permanente de mar y tierra.”

Posteriormente la “Ley de reclutamiento y reemplazo del ejército” de 11 de julio de 1885, modificada por la de 21 de agosto de 1896, establecía:

«Artículo 1: El servicio militar es obligatorio para todos los españoles durante el período y dentro de las edades que determina esta ley […]  Artículo 2: La duración de este servicio será de doce años en el ejército de la Península, desde el día en que los mozos ingresen en caja.»

Según esta misma ley quedaban excluidos de dicho servicio, entre otros: Capitulo VIII. De la Exclusiones del Servicio Militar:

«Artículo 80: Serán excluidos totalmente del servicio militar: Primero. Los mozos inútiles por defecto físico que puedan, sin intervención de personas facultativa, declararse evidentemente incurables (…) Tercero. Los que no alcancen la estatura mínima de un metro 500 milímetros. Cuarto: Los religiosos profesos de las Escuelas Pías (…) Octavo. Los mozos que el día del sorteo se hallen sufriendo condena de cadena, reclusión, extrañamiento, presidio ó prisión mayor ó correccional […]»

«Artículo 88: Séptima. Se considerará pobre á una persona, aun cuando posea algunos bienes, si privada del auxilio del hijo, nieto ó hermano que deba ingresar en las filas no pudiese proporcionarse con el producto de dichos bienes los medios necesarios para su subsistencia y para la de los hijos y nietos menores de diez y siete años cumplidos que de la misma persona dependan, teniendo en cuenta el número de individuos de su familia y las circunstancias de cada localidad»

La “carta de pobre” debía ser remitida por el ayuntamiento correspondiente a “La Comisión Mixta”, formada por cada ayuntamiento y la Caja de Reclutamiento de la provincia. Este organismo era el que aceptaba o denegaba la condición de “pobre”.

Pero también existía otra manera de librarse del servicio militar, sobre todo en tiempo de guerra. Estos se recogían en los artículos de la misma ley, en el capítulo XVII, De la Redención y Sustitución. Ley evidentemente impopular ya que favorecía únicamente a quienes poseían recursos económicos o, en algunos casos, a aquellos dispuestos a empeñarse e incluso arruinarse antes que perder al familiar sorteado. Sobre la redención dicha ley establecía:

«Artículo 172: Se permite redimir el servicio ordinario de guarnición de los cuerpos armados, mediante el pago de 1.500 pesetas, cuando el mozo debiese prestar dicho servicio en la Península, y de 2.000 cuando le correspondiese servir en Ultramar.»

En cuanto a la sustitución, como otra vía de exención de dicho servicio, esta provocó en algunos casos un auténtico mercadeo de hombres que, debido a su precaria situación personal, veían en ello una forma de salida:

«Artículo 179: La sustitución, cambio de número o de situación para el servicio del Ejército de la península, sólo podrá verificarse entre hermanos que llenen las condiciones de esta ley. Los sustitutos y los sustituidos en este caso quedarán subrogados en sus reciprocos derechos y obligaciones militares; pero si el sustituto no perteneciese al Ejército, será destinado el sustituido á su zona en iguales condiciones que los redimidos á metálico. Artículo 180: Los individuos que por razón de número que hayan obtenido en el sorteo general resulten destinados á los Ejércitos de Ultramar, podrán sustituirse con individuos de su misma zona en cualquier situación ó con licenciados del Ejército, entendiéndose siempre que el sustituto renuncia á todo derecho de exclusión de cualquier recurso»

Este sistema se mantendría vigente hasta 1912.

Cuba

El 25 de febrero de 1895 con el “Grito de Baire”, comienza una nueva insurrección en Cuba, que sería la última, con Calleja (Emilio Calleja Iasi) como capitán general de la isla, en aquellos momentos, el Ejército Español en la isla lo constituían 15.900 hombres, a los se le añadirían entre el 8 y 21 de marzo (todavía bajo el mando de Calleja), otros 8.302.

Las tropas enviadas desde la península durante la Guerra de Cuba, ascendieron a 212.336 hombres, alcanzando los 213.862 si se cuentan los que llegaron desde Puerto Rico. La estimación de repatriados durante la guerra es de 48.235, mientras que para la última repatriación la cifra calculada fue de 146.511. Los fallecidos durante la travesía de regreso en sus distintas fases, alrededor de 1.346, mientras que los que murieron en hospitales peninsulares es de 2.081 y  una estimación provisional de fallecidos en sus domicilios después de la repatriación, 200 hombres.

Los muertos en Cuba y Puerto Rico se han calculado en 46.180, de los que 4.065 lo fueron por combate o heridas (8.80%), el resto por enfermedades: Vómito o Vómito negro –así llamaban a la fiebre amarilla-, tuberculosis, gastroenteritis, paludismo y otras.

Castellón, Valencia y Alicante estaban integrados en la 3ª Región Militar, cuya Capitanía General se encontraba en Valencia al igual que el Cuartel General del Tercer Cuerpo del Ejército. Sin embargo los destinos de los soldados valencianos solían estar en otras provincias, sobre todo Cataluña y Andalucía.

1

de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). La provincia de Valencia en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital, Sección Historia, 16

Desde Valencia, el día 8 de marzo de 1895, partieron 941 hombres que componían el Batallón Peninsular nº 3, más tarde llamado Alcántara Peninsular nº 3, formado por fuerzas de los distintos regimientos de la III Región Militar. Comprendía esta Región las tres provincias valencianas más las de Cuenca, Albacete y Murcia.

En la provincia de Valencia estaban situados cuatro regimientos de Infantería (Guadalajara, Mallorca, Vizcaya y Tetuán), además de dos de Caballería (Sagunto y Sesma) y fuerzas de Artillería, Ingenieros y Servicios.

El 21 de junio de 1895 zarpó el vapor “Antonio López”, desde el puerto de Valencia, con 3 jefes, 31 oficiales, 894 sargentos, cabos y soldados del batallón expedicionario del regimiento “Guadalajara”. Más tarde, los días 27, 28 y 29 de agosto del mismo año, lo hicieron los batallones expedicionarios de los regimientos “Mallorca”, “Vizcaya” y “Tetuán”, con un total de 8 jefes, 101 oficiales y 2958 hombres de tropa, que llegaron a Cuba en la primera quincena de septiembre.

de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). Regimiento Tetuán 45 en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital, Sección Historia, 8 y 10.

Principales Regimientos de Infantería donde fueron destinados los soldados valencianos:

Castellón:

Regimiento Almansa nº 8, Barcelona

                      Cazadores de Barcelona nº 3, Barcelona

                      Aragón nº 21, Lérida

                      Luchana nº 28, Barcelona

                      Navarra nº 25, Tarragona

Valencia:

Regimiento Navarra nº 25, Tarragona

                     Cazadores de Tarifa, Jerez (Cádiz)

                     Luchana nº 28, Barcelona

                     Albuera nº 26, Tarragona

                     Vizcaya nº 51, Valencia

Alicante:

Regimiento Tetuán nº 45, Paterna (Valencia)

                      Alfonso XIII nº 62, Permanente en Cuba

                      Guadalajara nº 20, Valencia

                      Guipúzcoa nº 63, Gerona

                      Simancas nº 64, Permanente en Cuba

Los listados del Diario Oficial del Ministerio de la Guerra (DOMG), que comienzan el 5 de marzo de 1896 y terminan el 7 de junio de 1900, recogen un total de 1.449 fallecidos de la provincia de Valencia, de los que 132 (9,17%) están repetidos, quedando la cifra corregida en 1.308. También existen múltiples errores en las propias actas redactadas en Cuba y en las posteriores transcripciones al DOMG; nombres, apellidos, etc.

Número de fallecidos en la guerra de Cuba por poblaciones de L´Horta Nord

Captura de pantalla (376)

de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). La provincia de Valencia en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital, Sección Historia, 25.

Número de fallecidos y provincia cubana de fallecimiento:

Pinar del Río Habana Matanzas Santa Clara Puerto Príncipe Santiago de Cuba

Total*

Castellón 93 421 64 114 73 183 948
Valencia 156 708 205 298 189 410 1966
Alicante 81 457 56 258 172 266 1290
Total 330 1.586 325 670 434 859 4.204

*Sin conocer el lugar de fallecimiento, 94 de Castellón, 228 de Valencia y 66 de Alicante. (de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). Las tres provincias valencianas en la última guerra de Cuba (1895-1898). Revista valenciana d’estudis autonòmics, (60), 212.

El número de repatriados valencianos se calcula en unos 4.000 y el número de fallecidos, entre 4200 y 4500. En acciones de guerra o heridas, solo el 10% alrededor de 400.

Repatriados de la guerra de Cuba en el puerto de Valencia. 1898. http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1694486&page=292

Los soldados enfermos desembarcados en el puerto de Valencia eran llevados al hospital, otros eran atendidos en la posta que la Cruz Roja había instalado cerca de la zona del desembarco. Entre los facultativos que atendían a los enfermos se encontraba el doctor Moliner, cuya memoria se recuerda en Valencia por el monumento que tiene en la Alameda y la calle que lleva su nombre, además de en otras localidades de la provincia.

Burjasotenses repatriados de la Guerra de Cuba

Barberá Mínguez, Antonio    

Punto donde han fijado su residencia: Burjasot (Valencia)

Clase: Soldado. Cuerpo de Caballería.

Repatriado: 21 de octubre de 1897

Puerto  de desembarco: Cádiz

Clasificado: ACE (A Continuar por Enfermedad)

Se incorpora: Regimiento Sagunto

DOMG: 12/12/1897, 1763.

Antonio Barbera Minguez

Bartual Agusti, Jaime?  (Jaime Batuas Agenti en el original)

Punto donde han fijado su residencia: Burjasot (Valencia)

Clase: Soldado

Repatriado: 25 de agosto de 1897

Puerto de desembarco: La Coruña

Vapor: Monserrat

Clasificado: ACE

Se incorpora: Regimiento Vizcaya, 51

DOMG 26/10/1897, 637.

Jaime Batuas Agenti

Expósito Losco, Inocencio

Punto donde han fijado su residencia: Burjasot (Valencia)

Clase: Soldado.

Repatriado: 16 de agosto de 1896

Puerto  de desembarco: Santander

Clasificado: ACE

Se incorpora: Regimiento Guadalajara, 20

DOMG: 25/08/1896, 812.

Inocencio Esposito Losco

Sánchez Pascual, Vicente

Punto donde han fijado su residencia: Burjasot (Valencia)

Clase: Sargento

Repatriado: 26 de marzo de 1897

Puerto: Cádiz

Clasificado: ACE

Se incorpora: Regimiento Guadalajara nº 20

DOMG: 18/5/1897, 980.

Vicente Sánchez Pascual

Pensión:

Sancho  (Sánchez) Pascual, Nicolás (Fallecido en su domicilio):

Clase: Sargento

Parentesco con los causantes: Padre, Manuel Sancho Sancho

Pensión anual: 182,50 pesetas

Aplicación de la Ley del 15 de julio de 1896

Fecha en que se debe empezar el abono de la pensión: 24 de mayo de 1898

Pagadero por la Delegación de Hacienda de Valencia

Residencia de los interesados: Burjasot (Valencia)

DOMG: 18/06/1899, 1087.

Varella Soriano, Francisco

Punto donde han fijado su residencia: Burgasó (Valencia)

Clase: Soldado

Repatriado: 26 de septiembre de 1897

Puerto de desembarco: Santander

Vapor: Alfonso XIII

Clasificado: ACE

Se incorpora: Regimiento Tetuán, 45

DOMG 24/11/1897, 1284

Francisco Varella Soriano

Burjasotenses fallecidos en la Guerra de Cuba

Alonso Alonso, Francisco (Federico en el original)

Natural de: Burjasot (Valencia)

Cuerpo: Luchana, 23. Infantería. Soldado

Causa del fallecimiento: Enfermedad (Vómito/Fiebre Amarilla)

Fecha: 3 de mayo de 1896

Lugar: Santiago de las Vegas (Provincia de La Habana)

DOMG: 23/08/1896, 792.

Fco_ Federico Alonso Alonso

Badía Roig, Francisco

Natural de: Burjasot (Valencia)

Cuerpo: Simancas, 64. Infantería. Soldado

Causa del fallecimiento: Enfermedad

Fecha: 25 de mayo de 1898

Lugar: La Habana (Provincia de La Habana)

(de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). La provincia de Valencia en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital, Sección Historia, 121)

Cebria Arnau, Juan Bautista

Natural de: Burjasot (Valencia)

Cuerpo: Isabel la Católica, 75. Infantería. Cabo

Causa del fallecimiento: Heridas

Fecha: 27 de diciembre de 1896

Lugar: Vegas del Cumdo (Provincia Pinar del Rio)

DOMG 13/06/1898, 985.

Juan bautista Cebria Arnau (2)

Pensión:

“Excmo. Sr.: El Rey (q. D. g.), y en su nombre la Reina Regente del Reino, conformándose con lo expuesto por el Consejo Supremo de Guerra y Marina, en 13 del actual, ha tenido á bien conceder Teresa Arnau Mir, de estado viuda, madre de Juan Bautista Cebriá Arnau, cabo que fué del ejército de Cuba, la pensión anual de 273’75 pesetas, que le corresponde cori arreglo á la ley de 8 de julio de 1860, la cual pensión se abonará á la interesada, mientras permanezca viuda, por la Delegación de Hacienda de la provincia de Valencia, á partir del 9 de marzo del corriente año, fecha de la solicitud pidiendo el beneficio, según dispone la real orden dé 10 de diciembre de 1890 (D. O. núm. 277).

De la de S. M. lo digo á V E. para su conocimiento y demás efectos. Dios guarde V. E. muchos años. Madrid, 27 de agosto de 1897.

AZCÁRRAGA

Señor Capitán General de Valencia.

Señor Presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina”

DOMG 29/08/1897, 1182.

Melchor López, Manuel

Natural de: Burjasot (Valencia)

Cuerpo: Luchana, 28. Infantería. Soldado

Causa del fallecimiento: Enfermedad

Fecha: 6 de abril de 1898

Lugar: Cienfuegos (Provincia de Santa Clara)

DOMG 04/05/1900, 584

manuel melchor Lopez (2)

Palacios Valero, Francisco

Natural de: Burjasot (Valencia)

Cuerpo: Ingenieros Zapadores-Minadores. Sargento

Causa del fallecimiento: Enfermedad (Vómito/Fiebre Amarilla)

Fecha: 1 de mayo de 1897

Lugar: Morón (Provincia Puerto Príncipe)

DOMG 09/07/1898, 175.

Aparece como natural de Busfusas (Valencia)

DOMG 14/07/1898, 221.

Fco Palacios valero (2)

Pérez Marcos, Vicente

Natural de: Burjasot (Valencia)

Cuerpo: Córdoba, 10. Infantería. Soldado

Causa del fallecimiento: Enfermedad

Fecha: 7 de marzo de 1898

Lugar: La Habana (Provincia de La Habana)

DOMG 17/09/1899, 1037.

Vicente perez marcos (2)

Oliver Mir, José (Desaparecido)

Clase: Soldado

Parentesco con los causantes: Padre, Vicente Oliver Sancho

Pensión anual: 187,50 pesetas

Aplicación del Decreto del 28 de octubre de 1811

Fecha en que se debe empezar el abono de la pensión: 11 de febrero de1905

Pagadero por la Delegación de Hacienda de Valencia

Residencia de los interesados: Burjasot (Valencia)

Observaciones: Ausente (Desaparecido).

DOMG 04/11/1905, 302.

Salvia Llorens, Vicente

Natural de: Burgerot (Valencia)

Cuerpo: Aragón, 21. Infantería. Soldado

Causa del fallecimiento: Enfermedad (Vómito/Fiebre Amarilla)

Fecha: 1 de octubre de 1896

Lugar: Artemisa (Provincia de Pinar del Rio)

DOMG 16/03/1897, 1278.

Vicente salvia Llorens (2)

Sánchez Sanó (Somera?), Manuel

Natural de: Burgasot (Valencia)

Cuerpo: Guadalajara, 20. Infantería. Soldado

Causa del fallecimiento: Enfermedad (Vómito/Fiebre Amarilla)

Fecha: 20 de julio de 1897

Lugar: Santa Clara (Provincia de Santa Clara)

DOMG 31/07/1898, 574.

Manuel Sanchez Somera (2)

Suay Martínez, Manuel

Natural de: Burjasot (Valencia)

Cuerpo: Ingenieros, 1ª Compañía. Soldado

Causa del fallecimiento: Enfermedad

Fecha: 12 de septiembre de 1895

Lugar: La Habana (Provincia de La Habana)

(de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). La provincia de Valencia en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital, Sección Historia, 264)

Debemos resaltar que una gran cantidad de soldados del reino de Valencia obtuvieron la Cruz de Plata del Mérito Militar con distintivo rojo, pensionada o no, junto con  cinco merecedores de La Real y Militar Orden de San Fernando, conocida popularmente como Laureada de San Fernando,  la más preciada condecoración militar del Reino de España:

Juan Devís Monleón. Nació el 24 de abril de 1873, Moncada (Valencia). Actualmente existe una calle en Moncada dedicada a su memoria.

Bernardo Badal Suay, Guardia Civil, natural de Cirat (Castellón). Primer Guardia Civil de la historia de España en recibir la Laureada de San Fernando.

Antonio Vidal Fernández, nacido en Vitoria en 1872, castellonense de adopción. Murió en cautiverio con fecha desconocida. A título póstumo fue ascendido a primer teniente.

Manuel Nebot de Castellón

Jaime García Boneda, natural de L´Olleria (Valencia). Soldado. Infantería. Regimiento Tarragona, 67.

En la ciudad de Valencia y en muchas de las poblaciones de su provincia, carecen, en nuestra opinión, de una calle, plaza… dedicada a los “Héroes de la Guerra de Cuba”, aquellos jóvenes, valencianos anónimos que fueron a la isla y de los que más de dos mil de nuestra tierra dejaron allí sus vidas.

 

Javier Martínez Santamaría

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

Descarga: https://drive.google.com/open?id=13T4mkkBP6a5NVHtzKJAWC70ekqlCAz3q

 

Bibliografía:

ABC. Comunidad Valenciana (29/09/2016) Enrique de Miguel Fernández-Carranza.  “Cuando los batallones valencianos llegaron a la Guerra de Cuba”.

de Miguel Fernández, E. (2010). Discurso de apertura del XXXI curso de Historia y Cultura valenciana: las tropas españolas en la guerra de Cuba. De las estimaciones especulativas a la cuantificación. Anals de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana, (85), 243-271.

de Miguel Fernández, E. (2013). Regimiento Tetuán 45 en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital. Sección Historia.  8 y 52-74.

de Miguel Fernández, E. (2014). Las tropas del 3er Regimiento de Infantería de Marina (Cartagena) en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital. Sección Historia.

de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). Las tres provincias valencianas en la última guerra de Cuba (1895-1898). Revista valenciana d’estudis autonòmics, (60), 194-229.

de Miguel Fernández-Carranza, E. (2015). La provincia de Valencia en la guerra de Cuba (1895-1898). RACV Digital, Sección Historia,  46-281.

Headrick, D. R. (1981). Ejército y política en España: 1866-1898. Editorial Tecnos.

Herrera-Brasas, J. A. (1989). Informe crítico sobre el servicio militar. Ars Media.

Ley de reclutamiento y reemplazo del ejército de 11 de julio de 1885, modificada por la de 21 de agosto de 1896. (BVPB20070014967). Diputación de León, 1896. http://bvpb.mcu.es/es/consulta/registro.cmd?id=398342

 

Burjasot 1900 (Burjasot-Paterna-Valencia, lindes y mojones de término) I

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Instituto Geográfico Estadístico (Breve apunte histórico):

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) fue creado el 12 de septiembre de 1870, dependiendo administrativamente de la Dirección de Estadística del Ministerio de Fomento, pero con plena libertad para el ejercicio de las facultades técnicas que se le atribuyen, consistentes en “la determinación de la forma y dimensiones de la Tierra, triangulaciones geodésicas de diversos órdenes, nivelaciones de precisión, triangulación topográfica, topografía del mapa y del catastro, y determinación y conservación de los tipos internacionales de pesas y medidas”.

Poco tiempo después de su fundación, mediante Decreto de 12 de marzo de 1873, se crea la Dirección de Estadística y del Instituto Geográfico, la cual, ese mismo año, mediante Decreto de 19 de junio (durante la Presidencia de Pi y Margall de la Primera República), es sustituida por el Instituto Geográfico y Estadístico. En consecuencia, el Instituto deja de ser un órgano integrado en una Dirección General para convertirse en un Centro Directivo independiente. Esta naturaleza la ha mantenido hasta la actualidad, si bien la denominación del Instituto ha variado con los años (Instituto Geográfico y Catastral, Instituto Geográfico, Catastral y Estadístico, hasta la actual denominación, desde 1977, como Instituto Geográfico Nacional). Tampoco ha permanecido siempre integrado en el Ministerio de Fomento, ya que a lo largo de su historia ha dependido en ocasiones de otros Ministerios, como el de Instrucción Pública y Bellas Artes o el Ministerio de Presidencia.

INSTITUTO GEOGRÁFICO ESTADÍSTICO

Provincia: Valencia

Término Municipal: Burjasot

460112 (2)

(Sección mapa de Burjasot). Escala de 1 : 2 5 o o o. Burjasot 4 de julio de 1900. Comprobado 13 de julio de 1900. Revisado 14 de noviembre de 1900. Instituto Geográfico y Estadístico. Trabajos Topográficos. Provincia de Valencia. Término Municipal de Burjasot.

tp

acta.

19_9

-Folio uno-

Acta de la operación practicada para reconocer la línea de término y señalar los mojones comunes á los términos municipales de Burjasot y de Valencia, pertenecientes a la provincia de Valencia.

Reunidos el día 7 de julio de mil novecientos en el sitio denominado “El Polvorín” los señores que con sus respectivos cargos y representación abajo se expresan previa citación hecha por mí el Oficial 1º del Cuerpo de Ingenieros Geográficos, D. Manuel Lemes, jefe de la 1ª brigada geográfica, en cumplimiento de la Ley de 27 de marzo de 1900 sobre formación del Catastro de la riqueza territorial y establecimiento del registro fiscal de la propiedad, se procedió á la operación en la forma siguiente:

1er mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática triangular de ochenta centímetros de altura y treinta centímetros de lado situado en un cerrito denominado “El Polvorín” en linde de un terreno, plantado de viña y algarrobos por el lado del término municipal de Paterna, de la propiedad de D. José Mir; y de terrenos de labor por el lado de los términos municipales de Burjasot y Valencia cuyos dueños se ignoran. Se ven desde este mojón las torres de los pueblos de Godella al E y la de Burjasot al SE.

Es común este mojón a los términos de Burjasot, de Paterna y Valencia.

El señor Representante, Concejal del Ayuntamiento de Paterna D. Sebastián Fabado Llabata reconoció este mojón y declara hallarse en todo conforme en lo demás. Sres. Representantes de los otros Ayuntamientos en que es tal y como queda descrito el mojón común a los referidos términos municipales. En prueba de lo cual firman conmigo aquí los Sres. Representantes de los Ayuntamientos de Burjasot y de Paterna y de Excmo. de Valencia,

-Folio dos-

y se retira la comisión del Ayuntamiento de Paterna por no tener ya objeto su presencia en el resto del señalamiento.

Representante del Ayuntamiento de Valencia: Casimiro Meseguer. Concejal del Ayuntamiento de Paterna, Sebastián Fabado. Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Burjasot: Vicente Vicent. Práctico del Ayuntamiento de Burjasot: Vicente Bueno. Auxiliar 1º de geografía: Cástor Salvador y Cantón. Oficial 1º del Cuerpo de  Ingenieros geógrafos: Manuel Lemes.

2º mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra en forma prismática rectangular de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado situado en la “Montañeta de Benimamet”, en terreno erial cuyos dueños se ignora. No se ve el mojón anterior. Se ve al E la torre del pueblo de Burjasot. La línea de término reconocida  entre este mojón y el anterior es la recta que los une, cuya línea pasa por encima del edificio de la fábrica de mixtos químicos de Solís.

3er mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática, de base cuadrada de un metro de altura y de treinta centímetros de lado en la “Loma de la Carretera del Polvorín”, con linde de terrenos de algarrobos de la propiedad de Herederos de D. Antonio Valls

-Folio tres-

Peris por el lado del término municipal de Burjasot y de D. Luis Casani por el lado del término de Valencia. Se ve al E la torre del pueblo de Burjasot. También se ve el mojón anterior, siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

Captura de pantalla (289)

4º mojón: Se reconoce como tal un hito de piedra de forma prismática, de base cuadrada, de un metro de altura y treinta centímetros de lado en el sitio denominado “La Venta”, en linde de terrenos de algarrobos de la propiedad de D. Jaime Burgos por el lado del término municipal de Burjasot y de D. Miguel Valero por el lado del término municipal de Valencia. Se ven desde este mojón al E la torre del pueblo de Burjasot y al S la del Miguelete de Valencia. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

5º mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, en el sitio denominado “Hoyo de Frai Antón (también conocido como “El Bobalar”. En el último siglo y medio denominado “El Clotet de Petols-nota del editor) en la margen izquierda del ferro-carril económico de Valencia a Liria. Se ve al E la torre del pueblo de Burjasot. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

Captura de pantalla (315)

6º mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma cónico-truncada de un metro sesenta centímetros de altura y de sesenta y de cuarenta centímetros respectivamente de diámetro en sus bases. Está en el sitio denominado “La Venteta” en el lado E del camino viejo de Valencia á Liria y margen izquierda de una acequia llamada Almara. Se ven desde este mojón las torres de los pueblos de Burjasot al E; la de Benimamet al O; y la de Beniferri al S. También se ve el mojón anterior siendo la línea del término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

7º mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, en el sitio denominado “La Venteta” en el punto

-Folio cuatro-

de intersección de la margen O del camino viejo de Valencia a Liria, con la margen derecha de la acequia de la Almara, en linde de un terreno de labor de la propiedad de D. Vicente Almenar. Se ven desde este mojón la torres de los pueblos de Burjasot al E; la de Benimamet al O;  y al S la de Beniferri. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

8° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección de los ejes de la acequia de la Almara y de la regadera de Loichet (Roll de l´Oixet-López García, Santiago (1994) Arquitectura e Ingeniería Civil de carácter rural y Agrario en el territorio de Burjassot y su área inmediata. Ayuntamiento de Burjassot. 111), en el sitio denominado “La Capilla“. desde este mojón no se ve punto alguno notable. Se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la que desde el mojón 7° siguen por la normal bajáda desde el mismo al eje de la acequia de la Almara continuando por dicho eje en dirección contraria á la corriente hasta el 8° mojón.

9° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de la regadera de Loichet con la normal bajada desde el mojón auxiliar siguiente al referido eje.

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado en el sitio denominado “Molí de Bonañ” margen E de la regadera de Loichet, en linde con un naranjal de la propiedad de Herederos de D. Salvador Dondenis. Desde este mojón no se ve punto notable alguno. Este mojón tiene por único objeto determinar la situación verdadera del 9° mojón ya descrito. Se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje de la regadera de Loichet.

10° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de la regadera de Loichet con el eje de las aguas de la acequia de Moncada, en el sitio denominado “Molino de Bonañ“. No se ve desde este mojón punto alguno notable y si se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje de la citada regadera de Loichet.

11° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de las aguas de la acequia de Moncada con el eje del camino

-Folio cinco-

viejo de Valencia a Liria, sitió sin nombre en la Partida Brazos del Ruch. Se ven desde este mojón las torres de los pueblos de Burjasot al N.E. y la de Benimamet al N.O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje de las aguas de la acequia de Moncada.

12° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de las aguas de la acequia de Tormos con el eje del camino viejo de Valencia a Líria, en un sitió sin nombre de la Partida Brazos del Ruch. Se ven desde este mojón la torres de los pueblos de Burjasot al N.E. y la de Beniferri al S. También el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje del camino viejo de Valencia a Líria.

13° mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, situado como los anteriores en la Partida Brazos del Ruch margen derecha de la acequia de Tormos, linde de terrenos de labor de regadio de la propiedad de Dª Angela Grau. Se ven desde este mojón las torres de los pueblos de Burjasot al N.E. y al de Beniferri al S. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje de las aguas de la acequia de Tormos hasta encontrarse con la normal bajáda al mismo desde el mojón 13° cuya normal sigue hasta el citado 13° mojón.

14° mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado en un sitio sin nombre de la Partida Brazos del Ruch, en linde de terrenos de labor de regadio de la propiedad de Dª Angela Grau por el lado de término municipal de Valencia y de Dª María Miralles por el lado del término municipal de Burjasot. Se ven desde este mojón al N.E. la torre del pueblo de Burjasot y al S. la de Beniferri. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término recono-

-Folio seis-

cida entre ambos mojones la recta que los une.

Captura de pantalla (313)

15° mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, en linde de un terreno de labor de regadio de la propiedad de Dª Angela Grau por el lado del término municipal de Valencia y por el lado del término municipal de Burjasot, de un naranjal de la propiedad de D Luis Suay y de un terreno de labor de regadio de la propiedad de D Agustin Monzó. Se ve desde este mojón las torres de los pueblos de Burjasot al N.E. y la de Beneferri al S. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

16° mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado situado en la referida Partida Brazos del Buch, sitió sin nombre, margen izquierda de un brazo de la acequia de Tormos en linde de terrenos de labor de regadio de la propiedad de Herederos de D Federico Trenor por el lado del término municipal de Burjasot, ignorandose el dueño por el término municipal de Valencia. Se ven desde este mojón la torres de los pueblos de Burjasot al N.E. y la de Beniferri al O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

17° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de las aguas del brazo de la acequia de Tormos que en su prolongación toma el nombre de la acequia de la Fileta  con la normal bajada á este desde el siguiente:

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, en el sitió denominado “Brazos del Buch” margen izquierda del citado brazo de la acequia de Tormos en linde con un huerto denominado del Estanquero. Se ven desde este mojón la torres de los pueblos de Benimamet al S.O. y la de Campanar al S.S.O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones

-Folio siete-

la que desde el mojón 16° sigue por la normal bajada desde el mismo eje de las aguas del brazo de la acequia de Tormos referido, continuando por dicho eje hasta el 17°.

18° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de las aguas de la acequia de la Fileta con la normal bajada á este desde el siguiente:

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado situado en la margen derecha de la acequia de la Fileta en el linde de terrenos de labor de regadio propiedad de Dª Angela Grau. Se ven desde este mojón la torres de los pueblos de Beneferri al O. la de Campanar al S.O. y la del Miguelete de Valencia al S. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre los mojones 17° y 18° el eje de las aguas de la citada acequia de la Fileta.

19° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de las aguas de la acequia de la Fileta con la normal bajada á este desde el siguiente:

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado situado en el punto de intersección de la margen derecha de la carretera de Valencia á Líria con la margen derecha de la acequia de la Fileta, en el linde de un terreno de labor de regadio de la propiedad de Dª Angela Grau. Se ve desde este mojón la torres de los pueblos de Burjasot al N. la de Campanar al S.O. y al S. la del Miguelete de Valencia. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre los mojones 18° y 19° el eje de las aguas de la referida acequia de la Fileta.

20° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección del eje de las aguas de la acequia de la Fileta con la normal bajada á este desde el siguiente:

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centí-

-Folio ocho-

metros de lado situado en la Alquería de Ferrando, en el punto de intersección de la margen derecha de la acequia de la Fileta con la margen izquierda de la Fileta del Patriarca, que es otra acequia, y punto también de encuentro con el lado O. del camino viejo de Burjasot á Valencia, y en el linde de un terreno de labor de regadio de la propiedad de D. Francisco Castellano. Se ve desde este mojón al N. la torre del pueblo de Burjasot. también se ve el anterior siendo la línea de término reconocida entre los mojones 19° y 20° el eje de las aguas de la citada acequia de la Fileta.

21° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección de la margen izquierda del camino viejo de Burjasot a Valencia, con la margen izquierda de la acequia de la Fileta del Patriarca, en cuyo punto se colocó un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, Está como el anterior en el sitio denomidado la Alquería de Ferrando. Se ve desde este mojón al N. la torre del pueblo de Burjasot. También se ve el mojón anterior, siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones, la recta que los une.

Captura de pantalla (295)

22° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de las aguas de la acequia la Fileta del Patriárca con la normal bajada á este desde el siguiente:

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado situado en la Partida del Barranquet en la margen derecha de la acequia de la Fileta del Patriárca, en el linde de un terreno de labor de regadio de Dª Angela Grau. Se ven desde este mojón las torres de los pueblos de Carpesa al E. y la de Burjasot al N.O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre los mojones 21° y 22°, la que desde el mojón 21° sigue por la normal bajáda desde el mismo eje de las aguas de la acequia de la Fileta del Patriárca, continuando por dicho eje hasta el mojón 22°.

23° mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, situado en la Partida del Barranquet en un sitio sin nombre, en linde con terrenos de labor de regadio de la propiedad de la Sª. Viuda de D. Mariano

-Folio nueve-

Broseta por el lado del término municipal de Burjasot, ignorandose el dueño por el término municipal de Valencia, en el punto en que se origina una regadera sin nombre, derivación de la acequia el Roll de la Canaleta. Se ve desde este mojón la torres de los pueblos de Carpesa al E. y la de Borbotó al N.E. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

24° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas del Roll de la Canaleta con el eje de las aguas del Roll del Molino, en un sitio sin nombre de la Partida del Barranquet. Se ve desde este mojón al E. la torre del pueblo de Carpesa y la de Burjasot al O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje de las aguas de la regadera sin nombre derivada de la acequia del Roll de la Canaleta, hasta el punto de intersección del citado eje con el eje de las aguas de la referida acequia del Roll de la Canaleta, continuando por dicho eje hasta el mojón 24°.

25° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas de la acequia del Roll del Molino con el eje de las aguas de una regadera sin nombre derivada de la primera en dirección N. sitio sin nombre de la Partida del Barranquet. Se ve desde este mojón las torres de los pueblos de Burjasot al O. y la de Carpesa al E. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une.

Captura de pantalla (297)

26° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas de la Fileta de Tormos con el eje de la regadera sin nombre citada en el mojón anterior, derivada de la acequia del Roll del Molino. Se ve desde este mojón las torres de los pueblos de Carpesa al E. y la de Burjasot al O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones la recta que los une, que es precisamente el eje nde la regadera sin nombre referida.

27° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas de la Fi-

-Folio diez-

leta de Tormos con el eje de las aguas de una regadera sin nombre que deriva de la primera en dirección N. en un sitio sin nombre de la Partida de la Coscollana. Se ve desde este mojón las torres de los pueblos de Carpesa y de Bonrrepos al E. y la de Burjasot al O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje de las aguas de la acequia la Fileta de Tormos.

28° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas de la regadera sin nombre citada en el mojón anterior derivada de la acequia de la Fileta de Tormos con la normal bajada á este desde el siguiente:

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado en un sitio sin nombre de la Partida de la Coscollana, en la margen derecha de la regadera sin nombre citada derivada de la acequia la Fileta de Tormos, en linde de terrenos de labor de regadio de la Sra Viuda de D. Teodoro Minguet. Se ve desde este mojón la torres de los pueblos de Carpesa por el E. y la de Burjasot por el O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones 27° y 28° el eje de la referida regadera sin nombre.

29° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas de la acequia de Los Oliverales con el eje de las aguas de la regadera sin nombre derivada de la acequia la Fileta de Tormos, citada en los dos mojones anteriores, en un sitio sin nombre de la Partida de la Coscollana. Se ven desde este mojón las torres de los pueblos de Carpesa y de Borbotó al E. y la de Burjasot al O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos el eje de las aguas de la regadera sin nombre referida en este mojón.

Captura de pantalla (299)

30° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas de la acequia de Los Oliverales con el eje de las aguas de la acequia de Tormos. La acequia de Los Olivares con su prolongación toma el nombre de acequia de la Fileta del Barrach. está este mojón en un sitio sin nombre de la Partida de la Coscollana. Se ven desde este mojón la torres de los pueblos de Carpesa y de Borbotó por el S.E. y la de S. Roque de Burjasot por el N.O. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones el eje de la acequia de Los

-Folio once-

Oliverales.

31° mojón: Se reconoció como tal el punto de intersección el eje de la aguas de la acequia de la Fileta del Barrach con la normal bajada a éste desde el siguiente:

Mojón auxiliar: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de un metro de altura y treinta centímetros de lado, situado en el punto de intersección de la margen derecha de la acequia la Fileta del Barrach con la margen E. del camino de Pino hermoso, en linde con terrenos de labor de regadio de D. Enrique Trenor y en el sitio denominado la Alquería de Pino hermoso de la Partida de la Coscollana. Se ve desde este mojón la torres de los pueblos de Carpesa y de Bonrrepos al N. E. y la de Burjasot al O. La línea de término reconocida entre ambos mojones 30° y 31° el eje de las aguas de la citada acequia de la Fileta del Barrach.

Captura de pantalla (301)

32° mojón: Se reconoció como tal un hito de piedra de forma prismática de base cuadrada de noventa y cinco centímetros de altura y treinta y cinco centímetros de lado. está en el sitio denominado “Alquería de Pino hermoso” en el punto de intersección de la margen E. del camino de labor denominado de Pino hermoso, é izquierda de la acequia  de la Fileta del Barrach en linde con terrenos de labor de regadio de la propiedad de D. Enrique Trenor por el lado del término municipal de Valencia y de D. Salvador Castillo por el lado del término municipal de Godella. En este punto también se origina con dirección al N. una regadera denominada “Divisoria“. Se ve desde este mojón las torres de los pueblos de Godella al N.O. y la de Burjasot al O. las de Rocafort y Carpesa al N. y la de Borbotó al E. También se ve el mojón anterior siendo la línea de término reconocida entre ambos mojones, el eje de las aguas de la acequia de la Fileta del Barrach hasta encontrarse con la normal bajada al mismo desde el mojón 32°, cuya normal sigue hasta el citado 32° mojón. Es común este mojón a lo términos de municipales de Burjasot, de Godella y de Valencia.

-Folio doce-

Concurrieron al acto representando al Ayuntamiento de Paterna el Concejal D. Sebastián Fabado Llabata cuyo nombre y firma constan en el folio dos de esta acta, en representación del Ayuntamiento de Burjasot los Sres D. Vicente Vicent Menguillón Teniente Alcalde y de D. Vicente Bueno Muñoz como práctico; en representación del Ayuntamiento de Godella el concejal D. Bautista Vargues Alfonso; y en representación del Excmo Ayuntamiento de Valencia el director de caminos municipales D. Casimiro Meseguer. En prueba de su conformidad firman conmigo la presente acta todos los Sres mencionados y se obligan á sellarla los respectivos Ayuntamientos en la Alquería de Pino hermoso a siete de julio de mil novecientos———–

Folio cinco vuelto = línea primera = enmendado = linde = vale Folio doce, línea cinco = enmendado = Vicent = vale =

 

final 7

Acta de 1900. Instituto Geográfico Estadístico. línea de término y mojones comunes de Burjasot y de Valencia:

https://drive.google.com/open?id=1DqOI9AXsHJ2fsAlH1KGwoQnySQmiJuZV

Nota:

La Alquería de Pino Hermoso de estilo gótico, quizás llamada así más por el soberbio ejemplar de pino que existía en los aledaños de la alquería, que por su antiguo dueño, el conde de Pinohermoso.

90c411da-be73-4293-b6f3-fed623da1ed0

El conde de Pinohermoso y el marqués de Molins, a caballo, en las afueras de Sevilla. 1848. Obra de Roldán y Martínez. José. Óleo sobre lienzo, 299 x 380 cm. (Fuente)

Este doble retrato ecuestre presenta, a la izquierda, a Juan Nepomuceno Roca de Togores y Carrasco (Murcia, 13 de diciembre de 1801-Madrid, 25 de marzo de 1883), VII conde de Villaleal y III de Pinohermoso, con grandeza de España de primera clase. Casado el 9 de octubre de 1838 en Valencia con Inés Sanz de Vallés y Monserrat, marquesa de Mascarell de San Juan, dama de la reina y de la orden de María Luisa, y viuda de Joaquín León y Frías, fue oficial de Reales Guardias Españolas, prócer y senador del Reino y jefe superior de Palacio.

En el plano de A. Casaus de 1695 encontramos una alquería importante en esta zona la de Fluniano Roca, próxima al gran pinar entre Benicalap y Borbotó. Modernamente se encuentran referencias de esta alquería en los planos de la guerra de la Independencia, en particular en el de Vacani Maggiore de 1812, donde la indica como la “Alquería de Conte”, justo al lado del pinar mencionado anteriormente.

La alquería fue vendida por el IV Conde de Pinohermoso, José Manuel Roca Togores y Pallarés (1839-?), en el último tercio del siglo XIX (fecha indeterminada).

Huerta y contribución de la ciudad de Valencia, obra del jesuita Francisco Antonio Cassaus (1656-1699) (Fuente). Izquierda: Mapa completo. Derecha: Sección (Burjasot y la alquería de Fluniano Roca).

La orientación del mapa es Oeste-Este, por este motivo el mar está en la parte inferior.

Carta dei contorni di Valenza relativa all’investimento del campo Trincerato ed alle opere d’assedio eseguite nel 1812 : per serivire alla storia militare degli Italiani in Ispagna / del Cav. Vacani maggiore nell’ J.R. Corpo del Genio ; C. Vacani disegno ; L. Antonini incise. Vacani, Camillo, 1784-1862. (Fuente). Izquierda: Mapa completo. Derecha: Sección (Burjasot-los Silos-alquería de Conte).

La orientación del mapa es Sur-Norte.

 

Javier Martínez Santamaría

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

 

MUÑOZ, A. (2010). Plan de Acción Territorial de protección de la Huerta de Valencia. Generalitat Valenciana. 387-389.

Fuente: http://www.ign.es/web/ign/portal

Lo que pudo ser y no fue (Burjasot 1946)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

El Plan General de Ordenación Urbana de Valencia y su Cintura (1946), de carácter metropolitano, integró a 28 municipios del entorno y dio lugar a la creación, en 1949, del ente “Gran Valencia” (Además de Valencia, formaron parte de la Corporación Administrativa los términos municipales de Alacuás, Albalat dels Sorells, Alboraya, Aldaya, Alfafar, Alfara del Patriarca, Almácera, Bonrepós y Mirambell, Benetúser, Burjasot, Catarroja, Cuart de Poblet, Chirivella, Foyos, Godella, Lugar Nuevo de la Corona, Manises, Masanasa, Meliana, Mislata, Moncada, Paiporta, Paterna, Picaña, Rocafort, Sedaví, Tabernes Blanques, Torrente y Vinalesa 〈utilizo los toponímicos oficiales en aquel momento〉. Albal, a pesar de estar incluido en el borrador inicial, quedó finalmente fuera de la Gran Valencia).

1

Captura de pantalla (273)

Revisión del Plan General de Valencia -Versión Preliminar-Documento de Síntesis. (Plan General de Valencia-1946). 3

Este Plan General, que diseñó la ciudad sobre una extensión de 6.000 Ha. y con capacidad para 1.000.000 habitantes en el horizonte de 1990, implantó el modelo radiocéntrico y consolidó los tres ejes viarios industriales: el textil y químico de la Carretera de Sagunto al norte, el cerámico en la N-III al oeste y el de la madera y el mueble al sur en el Camino Real de Madrid; además de las dos zonas industriales urbanas de la Zona Franca y del tramo final del cauce viejo (hoy Avenida de Francia). Por entonces Valencia apenas sumaba 450.000 habitantes.

El Barrio residencial de Burjasot-Benimanet (1946)

El ámbito temporal que nos referimos es el comprendido en el Plan General de Valencia y su Cintura de 1946, primera ordenación global de la ciudad basada en criterios urbanísticos que podemos considerar contemporáneos.

Proyectos que formaban parte del Plan General de 1946:

-Barrio residencial en Burjasot-Benimamet.

-Ensanche Sureste.

Nos encontramos ante los primeros planes urbanísticos basados en la edificación abierta. En todos ellos podemos ver que la edificación de la manzana se plantea ya como una suma de bloques lineales. Este tipo de diseño urbanístico se empezó a utilizar en la construcción de grupos de viviendas de promoción pública municipal o estatal.

En el caso de Burjasot-Benimamet, fue un proyecto urbano para un grupo de viviendas de promoción pública no realizado.

1

Figura 19. Barrio residencial de Burjasot-Benimanet. Vista general de la maqueta, con las torres gemelas en el inicio del eje principal.
Fuente: Archivo de Planeamiento. Ayuntamiento de Valencia

“El Barrio Residencial en Burjasot-Benimamet, adscrito posteriormente al Proyecto Parcial de Desarrollo nº 1, relativo a la zona afectada por el nuevo trazado de la carretera de Ademúz que prolongaba hacia el noroeste la Gran Vía Fernando el Católico, puede considerarse como el primer plan urbanístico basado en la edificación abierta en Valencia, aunque queda fuera del término municipal de la ciudad. La composición del barrio se apoya en el eje que lo atraviesa de sureste a noroeste. El inicio del eje está marcado por dos torres gemelas, y a lo largo de su recorrido está flanqueado en un primer tramo por bloques lineales profundos y en el segundo por bloques en peine. Los bloques en peine o a redents se componen de un cuerpo de edificación longitudinal profundo y cuerpos transversales delgados dispuestos a intervalos regulares. A ambos lados del eje central se disponen una serie de manzanas mixtas, formadas por dos bloques laterales profundos y cuatro bloques transversales delgados. Las manzanas tipo, casi cuadradas, son las situadas al oeste del eje, aunque el sistema compositivo es el mismo en las manzanas más irregulares y de mayor tamaño que quedan en la parte este. Podemos ver que a los bloques profundos situados en los frentes este y oeste de las manzanas se les asigna una cierta función envolvente, mientras que los bloques delgados son un relleno neutro del espacio intermedio, y sus testeros no son perceptibles desde las calles perimetrales. En el sector suroeste del barrio aparece la zona con un diseño urbano más vanguardista: sobre un espacio ajardinado surcado por caminos peatonales sinuosos, se sitúan diversos bloques en patte de poule (patas de gallina) y torres que se inspiran directamente en Le Corbusier”. (Pérez Igualada, J. (2011). La ciudad de la edificación abierta: Valencia, 1946-1988 (Doctoral dissertation). 22)

2

Figura 20. Barrio residencial de Burjasot-Benimanet. Vista de la zona del suroeste, con los bloques inspirados en Le Corbusier.
Fuente: Archivo de Planeamiento. Ayuntamiento de Valencia

Bloques en peine o a redents:

Captura de pantalla (282)

Grupo de viviendas “Virgen de los Desamparados” de Valencia en peine  o redents. Avenida del Cid nº 41-63. Obra de los arquitectos: Vicente Valls Abad, Antonio Tatay Peris, Francisco Cabrero Torres-Quevedo y Luís Costa Serrano. Inicio de la construcción 1946, finalización 1962. Claro ejemplo del trabajo de arquitectura y palnificación urbanística realizado por la administración entre 1950 y 1970, auspiciado por el organismo “Obra Sindical del Hogar” de la dictadura. (Fuente)

virgen de los desamparados

Fotografía del grupo de viviendas Virgen de los Desamparados de Valencia, (ca.1965). (Gaja, F. (1989)La promoción pública de la vivienda en Valencia (1939-1976). Generalitat Valenciana, Conselleria d’Obres Públiques, Urbanisme i Transports. 92)

Bloques en pata de gallina (patte de poule):

4

Bloques en patte de poule, o rascacielos cartesianos: “pata de gallina”. (Fuente)

El arquitecto mallorquín Gabriel Alomar Esteve, defensor del urbanismo humanista frente al urbanismo funcionalista, postulaba que las ciudades no podían ser sin más el resultado de una fría distribución de funciones, por lo que –en consonancia con la búsqueda de valores que siguió a los horrores de la Segunda Guerra Mundial– el elemento humano empezó a ser considerado como el verdadero factor determinante. El propio Alomar en 1948 decía: “el objetivo de la técnica moderna no debía ser el construir ciudades gigantescas, sino ciudades humanas, ciudades en donde el bien espiritual y físico del hombre sea la razón primera y final de todos los esfuerzos y el módulo humano la escala fundamental, en donde los sitios privilegiados se destinen a la vivienda o al recreo del hombre y no a las instalaciones industriales”.(ALOMAR ESTEVE, G. (1948), Teoría de la ciudad. Ideas fundamentales para un urbanismo humanista. Madrid: Instituto de Estudios de Administración Local. 24).

Alomar,  había propuesto un sugerente esquema ideal de crecimiento orgánico para toda ciudad de Valencia. Partiendo del cuadrado central, que constituía la parte edificada (compuesta por el núcleo antiguo más el Ensanche), se sucedían diversas fases de urbanización:

Primero las zonas inmediatas, a realizar en un plazo de diez años.

Una segunda corona cuadrangular continua programada en etapas decenales (10 años).

Tercera, los Núcleos satélites. Entre estos últimos y la ciudad compacta debía existir una zona permanentemente agrícola, configurándose un límite urbano cuyo censo –para los países del área mediterránea– no debía superar los 200.000 habitantes.

Dicho modelo teórico fue el adoptado por los arquitectos de la Oficina Técnica del Ayuntamiento de Valencia (1950-1955), a la hora de plantear el dimensionamiento y localización de los nuevos núcleos de Burjasot-Benimamet y de Manises. Este proyecto urbanístico tampoco fue realizado.

1951

Royo, J. R. S. (2013). La ordenación urbanística metropolitana de Gran Valencia (1947-1986) (Doctoral dissertation, Universidad de Navarra). 5

 

Javier Martínez Santamaría

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

Bibliografía:

Alomar Esteve, G. (1948), Teoría de la ciudad. Ideas fundamentales para un urbanismo humanista. Madrid: Instituto de Estudios de Administración Local.

Gaja, F. (1989). La promoción pública de la vivienda en Valencia (1939-1976). Generalitat Valenciana, Conselleria d’Obres Públiques, Urbanisme i Transports.

Pérez Igualada, J. (2011). La ciudad de la edificación abierta: Valencia, 1946-1988 (Doctoral dissertation). 22

Pérez Mengual, Juan Fco. (2014). Impulsores de la Modernidad en la Arquitectura Valenciana.  La Obra de Valls Abad y García Sanz. VALENCIA (1952-1982).

Revisión Simplificada del Plan General de Valencia – Versión Preliminar – Documento de Síntesis. Área de Urbanismo, Vivienda y Calidad Urbana – Dirección General de Planeamiento. Ayuntamiento de Valencia. Enero 2008.

Royo, J. R. S. (2013). La ordenación urbanística metropolitana de Gran Valencia (1947-1986) (Doctoral dissertation, Universidad de Navarra).

 

EN AUSTRALIA NO HI HA BOUS

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

L’Història es una de les branques més importants del coneiximent humà, base fonamental de la cultura, i sobre tot font imprescindible per a la formació ideològica dels ciutadans de cada població, zona o nació.

torero (2)

 

 

No es possible concebre a un membre d’una comunitat social sense el coneiximent precís de la seua història. Açò, indiscutiblement, li permetrà amar les seues arraïls, comprendre el present i ajudar conscientment a forjar el futur del restant de l’humanitat.

La cultura i l’art sempre han segut propis de la civilisació.

La TAUROMÀQUIA existix perque existixen els bous. En Australia no hi ha toreros perque no hi ha bous, i en Espanya no se cacen cangurs perque no hi ha. En la festa, el rei es el bou. Ningú recorda el nom ni l’historia d’un porc, d’una gallina, d’una ovella… de molts bous sí.

La mort i la creació poden succeir a lo llarc de cada vida, pero l’emoció, la veritat, la passió, la dansa, l’estètica, la purea, la creació de res en un instant, son alguns atributs del mon taurí. Ningun atre art conviu en tan purs ingredients.

Mai se veu de la mateixa forma una obra d’art si coneixem la biografia de l’autor i la propia història d’eixa obra. Exactament açò es lo que ocorre en la TAUROMÀQUIA: després de cents d’anys de cultura taurina, de mils de llibres editats, artículs, ensachos, escrits relacionats en el mon del bou, després de que la TAUROMÀQUIA conte en una de les Enciclopèdies més extensa i prolixa de les existents; després de que  pintors, escultors, modistes, lliterats, músics, pensadors, cineastes, cantants, etc. bolquen el seu saber cultural i artístic en la TAUROMÀQUIA, parla per sí només vore a algú que simplifica la qüestio dient: “els taurins son uns assessins i uns incults.”

Algú pot vore en un pany un tros de tela en pintura si es incapaç de vore l’obra d’art que tanca; eixes mateixes persones, al vore una figura en bronze, a soles voran el mineral del que està molejat, etc. Exactament lo mateix ocorre quan eixes persones sentencien sobre la TAUROMÀQUIA: tan soles veuen que un animal es sacrificat, sense ser capaços de “vore” i “sentir” l’HISTÒRIA de lo que este rito ancestral tanca i comporta.

Es per açò que els tauròfils deuriem tindre molt clar quines deuen ser les pautes a seguir si se vol donar a coneixer a un públic més general este art. Lo primer de tot, oblidar-se d’eixes 15 o 20 persones (sempre les mateixes) que recorren Espanya  subvencionades en totes les seues necessitats; estes no es que no ho vegen, es que mai ho voldran vore. Temps i força perduts.

Que la TAUROMÀQUIA deu ser difòsa de forma pedagògica, no se li escapa a ningú. Pero ¿resulta una obvietat dir que hi ha que dirigir eixa ensenyança a les persones que no coneixen este món?

La major part de les accions que els diferents estaments taurins fan, van dirigides a persones que ya son aficionades; i als aficionats hi ha que oferir-los bons cartells, les millors ganaderies, uns preus assequibles i les majors facilitats en tot lo que ad ells els atany. Aixina se mantindran i aumentaran.

Pero els no aficionats no tenen perqué saber lo que son una banderilla, ni perqué se deu picar a un bou i no tapar-li “l’eixida”, ni té perqué conéixer les volences dels bous en un redolí, qué es una verònica… es a dir, les qüestions més elementals en una lídia. Després ya vindran les distintes ascendències de les ganaderies i les seues particularitats, les distintes capes dels bous i els distints reglaments.

Sempre s’ha començat pels vocals i l’àlgebra i la física quàntica, per a desprès.

I per a terminar copie ací les paraules d’Enrique Tierno Galván, atre intelectual contemporaneu, al subrallar, el caracter socialment pedagògic de la TAUROMÀQUIA:

Los toros son el acontecimiento que más ha educado social, e incluso políticamente, al pueblo español”.

I abundava en el refinament del gust artístic que supon per als seus aficionats:

“El espectador de los toros se está continuamente ejercitando en la apreciación de lo bueno y de lo malo, de lo justo y de lo injusto, de lo bello y de lo feo. El que va a los toros es exactamente lo contrario de aquel aficionado a los espectáculos, de quien dice Platón que no tolera que le hablen de la belleza en sí, de la justicia en sí y de otras cosas semejantes. El espectador de los toros no es un mero, un simple aficionado a lo espectacular, ni tampoco exclusivamente un entusiasta de la exaltación embriagadora, es, mejor que todo esto un amante del conjunto del cual, en cuanto acontecimiento, es parte necesaria”.

“Los toros acontecimiento nacional”, E. Tierno Galván

 

Jesús Moya Casado

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

Salvador Burgos Conejero. Saga Burgos, 156 años Alfareros de Burjassot (IV)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Salvador Burgos Conejero, era el tercer hijo, de seis hermanos: Jaime, Francisca, Isabel, Trinidad y Vicente. Fruto del matrimonio entre Jaime Burgos Pascual e Isabel Conejero Ros. Nació en el año 1869, natural de Burjassot; de oficio alfarero, como sus hermanos, Jaime y Vicente.

Jaime Burgos Pascual falleció el 13 de mayo de 1916, en la villa de Les Useres (Castellón). El 24 de septiembre de 1916, el testamento depositado ante el abogado y notario Daniel Garcés y Tormos de Godella, se eleva a público y se nombran a los albaceas y ejecutores:

 “…nombra albacea a D. Francisco Climent Civera, vicario de la parroquia de San Miguel de Burjasot y a sus hijos Salvador y Vicente y a todos juntos y a cada uno deporsi con todas la facultades legales necesarias para el encargo que les confiere…”.

“Instituye, por ser únicos y universales herederos, a sus seis hijos, Jaime, Francisca, Salvador, Isabel, Vicente y Trinidad Burgos conejero, por partes iguales y de libre disposición”.

“Dispone, que  a su hijo Vicente Burgos y Conejero, se le adjudique por su justo valor y precio, la fábrica de Alfarería que tiene establecida el testador, y la cual fábrica tiene cedida en arrendamiento a su expresado hijo Vicente, por tiempo indefinido, mediante escritura otorgada en 15 de enero de 1905. También se le adjudicará al mismo Vicente Burgos y Conejero el campo, propiedad del testador, en término de Paterna, partida de Terra de Canters, lindante con el camino de la Masía de Sebo, de donde se saca la tierra que se utiliza en la mencionada fábrica”…”El exceso de adjudicación que pueda resultar a Vicente Burgos y Conejero, lo abonará en metálico a sus hermanos dentro de un año contado desde que se le haga dicha adjudicación”.

“…cinco de los hermanos comparecientes, Don Jaime, Doña Francisca, Don Salvador, Doña Isabel y Doña Trinidad Burgos Conejero, por causa que se reservan, REPUDIAN la herencia de sus señores padres, dejando los bienes que la constituyen a disposición del otro heredero”.

“Don Vicente Burgos Conejero, acepta la herencia de sus padres, manifestando que los bienes que la constituyen, estarán reducidos a los que, previa valoración pericial, se describe a continuación…”.

El acto de repudio o rechazo a su parte de la herencia de los cinco hermanos de Vicente Burgos Conejero, no fue causado por desavenencias entre hermanos o desacuerdo con las disposiciones sobre el reparto de la herencia; sino todo lo contrario, correspondía a un acuerdo previo entre los seis hermanos, tal y como aparece reflejado en el documento testamentario y en sucesivas actas notariales. La unión entre todos los hermanos se mantuvo firmemente a lo largo de sus vidas.

Salvador Burgos Conejero, siempre trabajó de alfarero, desarrollando su actividad en la alfarería (Canterería) familiar. Primero con su padre, Jaime Burgos, después con su hermano, Vicente Burgos Conejero hasta la finalización su vida laboral.

SB VM (2)

Vicenta Muñoz Bueno y Salvador Burgos Conejero en la galería de su casa de la calle Blasco Ibáñez, 2 (chaflán con la Plaza del Pozo) de Burjassot contemplando la huerta y la alquería del Pí. (ca. 1940). (Archivo José Burgos Muñoz).

La pieza más antigua producida por la alfarería que se conserva data de finales de 1896 o principios de 1897, obra de Salvador Burgos Conejero. Se trata de un cántaro artísticamente decorado con un  bordón en el nacimiento del cuello y doble bordón, enmarcando las asas.  Las iniciales “SB” en una cara y “VM” en la otra, caligrafiadas en letra inglesa; entrelazadas dichas iniciales con motivos florales. Tanto las iniciales como los motivos florales están grabados sobre el mismo barro; no se utilizó ningún tipo de técnica pictórica.

El Cánter de Salvador Burgos Conejero. (Archivo José Burgos Muñoz).

Esta pieza de artesanía, que éste año (2017) cumple su 120 aniversario, fue una obra personalmente moldeada y decorada por las manos de Salvador Burgos Conejero con motivo de la pedida de mano de su futura esposa Vicenta Muñoz Bueno, vecina de Burjassot,  como elemento decorativo para su nuevo hogar tras el enlace matrimonial celebrado a mediados de 1897, a la edad de 28 años.

La elaboración de ésta pieza cerámica, nos indica que Salvador Burgos Conejero ya era un destacado alfarero a finales del siglo XIX con una participación destacada en la creación artística y productiva de la alfarería familiar.

Debemos agradecer públicamente a Doña María Jesús Larena,  Perito en Técnica Cerámica y apoderada de la fábrica de esmaltes “PRODESCO” por el informe técnico realizado:

“Se trata de un típico cántaro de alfarería tradicional de los utilizados para transporte o almacenaje de líquidos, y en éste caso se le ha realizado a la pieza una decoración en bajorrelieve, probablemente con motivo de un regalo, de ahí las iniciales grabadas. La decoración floral se asemeja a las decoraciones de estilo modernista de finales del siglo XIX, y para otorgar mayor riqueza, la pieza esta esmaltada en brillo.

 Técnica: La pieza está realizada manualmente a torno de pie con las pegaduras posteriores de las asas, realizadas a mano.

Una vez la pieza seca se le aplicó un Engobe Blanco que probablemente sería Caolín de la zona de Villar del Arzobispo, con una pequeña adición de Galena (Sulfuro de Plomo) como fundente. Este Engobe Blanco cubriendo toda la pieza permite la decoración posterior. Para la decoración se utilizó la técnica del estarcido. El estarcido es un dibujo, realizado a mano, sobre papel de seda, y con un punzón o alfiler se perfora todo el dibujo, para posteriormente colocarlo sobre la zona a decorar y con una muñeca rellena de carboncillo se dan toques que transfieren el dibujo realizado a papel. Una vez retirado el papel, el dibujo queda sobre el engobe.

 Con herramientas de vaciado se realizaron las hendiduras siguiendo el dibujo, dejando al descubierto el barro rojo inferior, con ésta técnica de bajorrelieve se consigue realzar el barro rojo al contrastar con el engobe blanco que lo cubre. La pieza se debió cocer a horno de leña a unos 700ºC para dar al barro la porosidad necesaria para su posterior esmaltado.

 La pieza una vez bizcochada, se esmaltó con un esmalte a base de Galena, arena y una pequeña adición de Óxido de Cobre. Se volvió a cocer la pieza, ésta vez a unos 900ºC con un resultado brillante de color verde claro, que destaca sobre todo en el engobe, resultando un verde oscuro sobre el barro rojo del dibujo.

Finalizando el proceso, un típico cántaro de alfarería se ha convertido en una vistosa pieza esmaltada y decorada para un uso decorativo”.

Fruto del matrimonio nacieron tres hijos, el mayor, José y dos hermanas, Vicenta y María.

hijos (2)

Dos de los tres hijos de Salvador Burgos y Vicenta Muñoz. José y Vicenta Burgos Muñoz en el lomo de un caballito de madera.  (ca 1910). (Archivo José Burgos Muñoz).

Salvador Burgos a lo largo de toda su vida fue un afamado alfarero. Su vida laboral transcurrió en la “Canterería” familiar, primero junto a su padre, Jaime, después con su hermano Vicente, más tarde con su sobrino, Vicente Burgos Llorens, aunque su paso por la alfarería fue breve (ejecutado en agosto de 1936 en el camino de Godella por milicianos republicanos) y finalmente con su viuda Consuelo Suay Mateo, en trabajos de producción y nuevos diseños, hasta la finalización de su vida laboral. La saga Burgos continuó con Vicente Burgos Suay, hijo de Vicente Burgos y Consuelo Suay y de sus hijos, hasta su cierre definitivo en el 2003.

En el año 1920, Salvador Burgos y Vicenta Muñoz, compraron “La Botiga del Bou”, en la calle Jorge Juan de Burjassot (carrer tranvía), antiguo número 68, actualmente, 104, al tío del torero Julio Aparíci “Fabrilo” y a su compañero.  Era un gran “Ultramarinos” al uso de la época, donde destacaba su mostrador de madera rematado por una losa de mármol blanco para salazones, entrando a la izquierda en un elevado también de madera; famoso en toda la huerta. Al frente del mostrador Dª. María Burgos con su inmaculado delantal con pechera de volantes, blanco y su hermano, D. José Burgos al frente de la tienda con su característico babero, gris.

Julio Aparíci “Fabrilo” toreando en la plaza de toros de Valencia junto al sevillano Antonio Reverte el 27 de mayo de 1887, se dispuso a banderillear al toro “Lengüeto”, sufrió una aparatosa cogida muriendo a los tres días.

Salvador Burgos Conejero mantuvo el nombre del colmado y el signo identificativo de la botiga.  La cabeza de toro disecada que ocupaba un lugar de honor en “La Botiga del Bou”.

Regentes de la Botiga del Bou:

Salvador Burgos Conejero

Vicenta y María Burgos Muñoz (hijos del anterior)

José Burgos Muñoz (hijo mayor de Salvador Burgos y padre de José Burgos Muñoz, actual propietario del Cánter)

nietos (2)

Otoño de 1958, dos de los descendientes de la saga Burgos. De izquierda a derecha: Vicente Burgos Suay, nieto de Vicente Burgos Conejero, con su prometida, María Teresa Antón Alonso, a continuación, Remedios Montaner García, novia de José Burgos Muñoz, nieto de Salvador Burgos Conjero. (Archivo José Burgos Muñoz).

El nieto de Salvador Burgos Conejero, hijo de José Burgos Muñoz y Asunción Muñoz FerrandisD. José Burgos Muñoz, actual heredero del Cántaro. (Archivo José Burgos Muñoz).

Nota: Las fotografías del Archivo D. José Burgos Muñoz, son de su propiedad, cedidas para este artículo. Prohibida la reproducción total o parcial en cualquier tipo de soporte sin la autorización expresa del titular del archivo.

Saga Burgos, 156 años Alfareros de Burjassot:

(I) https://templersdeburjassot.wordpress.com/2017/03/26/saga-burgos-156-anos-alfareros-de-burjassot-i/

(II) https://templersdeburjassot.wordpress.com/2017/03/27/saga-burgos-156-anos-alfareros-de-burjassot-ii/

(III) https://templersdeburjassot.wordpress.com/2017/03/28/saga-burgos-156-anos-alfareros-de-burjassot-iii/

descarga https://drive.google.com/open?id=1HvxiiVzM5nzoWLFqzoBl-SfuLnf3ongN

 

Juan Fco Tárrega Andrés

Javier Martínez Santamaría

Associació Cultural Templers de Burjassot©

 

Bibliografía:

Larena  María Jesus, Périto técnico Cerámico. Apoderada de PRODESCO, S.L. “Cántaro alfarería decorado- Alfarería Burgos- Alfararte.” Manises a 11 de septiembre de 2017. (PRODESCO S. L. C/Aviación, 44. Manises, 46940 Valencia-España).

https://www.taurologia.com/vida-muerte-torero-julio-aparici-fabrilo-3070.htm Consultada el 4/11/2017.

 

A la memoria de mi padre. Con mucho cariño, Victoria Roldán

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

orla (2)

Carlos Roldán Alcalde

(Rentería, Guipúzcoa 1933 – Paterna, Valencia 2012)

“Niño de la Guerra”

Mi padre, Carlos Roldán Alcalde,  nació el 15 de enero de 1933 en Rentería (Guipúzcoa), en el seno de  una familia numerosa (14 hijos). Al inicio de la Guerra Civil, mi padre contaba con 4 años de edad. Todo a su alrededor era caos, miseria y muerte…

Entre los meses de marzo y octubre de 1937, desde los puertos de Santurce y Bilbao, el gobierno vasco, con el apoyo del gobierno de la República y distintas organizaciones internacionales, organizó sucesivas expediciones de niños. Tras la caída de Bilbao las expediciones partieron desde los puertos de El Musel (Gijón) y Santander. Los países que acogieron un mayor número de niños fueron Francia, Inglaterra y Bélgica, y en menor medida Suiza, Dinamarca y Holanda. Otro grupo fue acogido por México, los llamados “niños de Morelia” y por último los evacuados a la Unión Soviética, que sumaron 2 895 repartidos en cuatro expediciones.

La antigua URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) apoyaba a los republicanos formando en su territorio a pilotos de la fuerza aérea española republicana. También acordó con el gobierno republicano español, acoger en tierras rusas  a   2.895 niños españoles,  en cuatro expediciones.  La primera zarpó del puerto de Valencia el 21 de marzo de 1937, con 72 niños de los cuales 50 procedían de Madrid con destino al puerto de Yalta.   La segunda del puerto de Santurce (Vizcaya)  el 13 de junio de 1937 con 1.175 según la Cruz Roja Rusa o 1.495 niños contrastados por la Fundación Francisco Largo Caballero, en el trasatlántico Habana. A su llegada a Burdeos desembarcaron algunos niños, el resto fueron trasladados al buque francés Sontay, destino  Leningrado. La tercera del puerto del Musel (Gijón-Asturias) el 24 de septiembre del mismo año, entre 800 o 1.100 dependiendo de la fuente. Tras varias escalas y cambios de barco soviéticos  el Kooperatsia y el Félix, llegó a Leningrado el 4 de octubre de 1937, la última, en octubre de 1938 desde Barcelona, con 300 niños procedentes de Aragón y de la zona mediterránea. Cruzaron la frontera pirenaica en autobús y una vez en territorio francés fueron conducidos en tren al puerto de El Havre, donde les esperaban dos buques soviéticos: el Marya Uliianova, que transportó a 74 niños hasta Leningrado, y el Félix Dzerzhisky, que llevó a otros 117 niños hasta esa misma ciudad.

Entre estos niños estaba mi padre y sus dos hermanos: Pablo y Antonio, del viaje recuerda la oscuridad de la bodega y los  primeros síntomas del hambre.

“En el año 1937, desde el puerto de Santurce, fui evacuado junto con dos hermanos míos, más mayores, Pablo y Antonio, destino Leningrado. Primero en un barco español, no sé qué barco era, porque no lo recuerdo,  el “Sontay” o el “Habana”. Sé que durante el camino estábamos metidos en una bodega… oscura. Mi hermano no me dejaba salir fuera para que no me perdiera. Sé que paramos en Francia (Burdeos), y otra escala en el Reino Unido…, solo recuerdo dos escalas y la última en Leningrado; era verano, hacia un buen tiempo y a mí me impresiono… Cuando llegué a Leningrado lo único que recuerdo es la música y el sol.  Me bajaron en brazos por la escala del barco”.

nic3b1os-de-la-guerra-carlos-pascual

13 de junio, 1937. Salida de los niños y niñas del puerto de Santurce. (Fuente)

Cuando llegamos a la URSS, nos acogieron en “Casas de Niños” (un total de 16) preparadas para alojarnos. Los hermanos mayores sentían el peso de la responsabilidad por sus hermanos pequeños.

casa de niños nº 9 Leningrado

Casa de niños “españoles” en Pushkin, región de Leningrado, Casa nº 9, (80 niños)
(Fuente)

“En Leningrado ocurrió un hecho curioso: mi hermano mayor, Pablo, se puso enfermo del sarampión, y no sé cómo se las arregló para escapar del hospital, me encontró y me llevó donde estaba él. Solo cuando le dijeron que no iban a separarnos, fue cuando me dejo salir del hospital”. Recuerda mi padre.

En la región  de Leningrado se localizaron cuatro Casas, las numeradas del 8 al 11. Las situadas en la misma ciudad, estuvieron los niños mayores, mientras los más pequeños fueron alojados en la ciudad de Pushkin, en la propia región de Leningrado.

64(2)

Casa nº 5 en Obninskoe a 100 kilómetros al suroeste de Moscú. Una de las más grandes habilitadas para su alojamiento, donde fueron instalados inicialmente 500 niños españoles. (Archivo Victoria Roldán)

Los primeros años estuvieron en Leningrado, hasta que en junio de 1941, llegó a Rusia  la II Guerra Mundial. La invasión alemana alteró la vida de las Casas, ya que éstas se encontraban situadas en el eje de penetración del ejército alemán (Moscú, Leningrado, Kiev), obligándolas a una evacuación forzosa hacia regiones del interior, situadas a miles de kilómetros de las zonas donde estaban ubicadas originariamente.

Tuvieron que pasar por otro horror: guerra,  hambre, enfermedades y muerte – “evacuados” de nuevo-. Recuerda las peripecias, con mucho de odisea, de esta evacuación que duró semanas y a veces meses. Me contaba mi padre que por la  noche les dejaban salir e iban a los huertos vecinos para coger (robar) patatas. También contaba que siempre tenían  hambre.

Los niños de la guerra. Autores Musaeva y Trigubko.  (Fuente)

El Centro Español de Moscú elaboró una “Memoria” con los nombres de los 205 españoles que fallecieron como combatientes en la Gran Guerra Patria (1941-1945) y los de 211 más que murieron por enfermedades y hambre en la guerra y en los primeros años de posguerra.

“En la investigación se dan las siguientes cifras: cuando estalló la guerra, en la Unión Soviética se encontraban cerca de 3.000 niños españoles y alrededor de 1.000 emigrantes políticos (los datos son del mismo Centro Español). Cerca de un centenar de “niños españoles” se alistaron como voluntarios en el Ejército Rojo”. (Devillar, M. J., Pazos, Á., Castillo, S., & Medina, N. (2005). Los niños españoles en la URSS (1937-1997): narración y memoria. Política y Sociedad, 42(2), 200).

La mayor parte de los niños y jóvenes que habían sido evacuados, retornaron a partir de 1944, principalmente a Moscú, tras cuatro largos años de penurias.

“En las Casas de Niños, por lo menos en las que yo estuve, no había niños rusos, solo españoles, muchachos y muchachas, desde los cuatro años… Los de 18 años, se formaba en casa especial también en Leningrado. Se llamaban “Casa de los Jóvenes”. Nosotros solo éramos niños españoles, teníamos educadores, educadoras y traductores. Entre los educadores, algunos sabían español… y otros no, pero para eso estaban los traductores. Todos los demás… la cocina, aparato técnico, etc,  eran rusos, soviéticos… Digo “rusos” porque era el termino general. Cuando termino la guerra,  empezaron a desmantelar las Casas de Niños, las iban agrupando, hasta que quedo una, la última, en la que yo estaba, en Bolshevo cerca de Moscú, llamada “Casa Nº1 para niños españoles”- fue prácticamente último año, éramos  unos 50 españoles…Llegaron rusos de Rjazan, un lugar de Rusia media, fue la primera vez que convivieron junto con niños rusos, procedían de unas casas de niños semidestruidas o totalmente arrasadas durante la guerra. El presupuesto de las Casas de Niños Españoles era mayor que el de las casas de los niños rusos”.

                 Casa de niños en Bolshevo, Casa nº 5.  En la actualidad.                               (Archivo Victoria Roldán)

Bolshevo es el área de la ciudad de Korolyov (una ciudad industrial en el Óblast de Moscú, conocida como la cuna de la exploración espacial soviética y rusa).

Los niños españoles en las Casas de la URSS:

Alted Vigil, A.; Nicolás Marín, E.; y González Martell, R. (1999). Los Niños de España en la Unión Soviética; De la evacuación al retorno, 1937-1999. Madrid: Fundación Francisco Largo Caballero. pp 131, 134 y 135.

Conocemos la atención especial de los  niños españoles, por parte de instituciones como la Cruz Roja, sindicatos, dirección del PCUS y el mismísimo Jefe del Estado (Iósif Stalin). Todos facilitaron medios y suavizaron las dificultades que entrañó la acogida difícil  de estos niños, convirtiéndose en dramática a partir de la “reevacuación”, tras la invasión del ejército alemán.

Las circunstancias de aquellos años; Guerra Civil en España, derrota de la República, Unión Soviética, invasión nazi, victoria y posterior “Guerra Fría”, contribuyeron a la decisión final tomada entre los dirigentes del PCE y de la Komintern considerando a los niños como los futuros cuadros dirigentes del PCE, de ahí la consigna dada en todas las Casas de Niños: había que educarles como españoles ya que, llegado el momento, debían retornar a España y ser útiles. Conservaron la lengua y costumbres españolas pero integrándolos en la sociedad soviética. Mi padre comentaba una frase que se le quedó grabada “tenéis que trabajar duro para cuando volváis a España ser útiles en la construcción del socialismo”. Eran los “Españoles de Stalin”.

“Seguíamos viviendo en la Casa, solo por la mañana acudíamos a clases. Se estudiaba unas 6 o 7 horas (45 minutos hora académica) y 5, 10 o 15 minutos de descanso entre clase y clase. Al terminar las clases íbamos a comer, después,  deberes y estudio, así día tras día. También teníamos clases de español; por entonces todo lo demás se estudiaba en ruso. Estuve viviendo aquí hasta el año 1951. Ese año termine la escuela; prácticamente quedaban tan solo unas siete u ocho personas en la clase del nivel inferior al mío. Como era imposible mantener una Casa de Niños con ocho personas, los llevaron a  Ivanovo, donde existía  una Casa Internacional, allá habían españoles, chinos, hasta de Irán y de países latinoamericanos (hijos de dirigentes de los países comunistas)”.

Estos niños crecieron y se adaptaron a la vida rusa. El hermano de mi padre (Pablo) se formó como tornero, al finalizar los estudios empezó a trabajar en una fábrica. Mi padre quiso seguir estudiando interesándose por la carrera de Ingeniería Naval, para continuar los estudios de ingeniería era necesario  trasladarse a una ciudad del sur, a la orilla del Mar Negro, Odessa. Terminó sus estudios y empezó a trabajar en un bufete de ingenieros navales.

navales

Años de estudio. Primera fila, Carlos Roldán Alcalde, segundo de la izquierda.
(Archivo Victoria Roldán)

Al iniciar sus estudios de ingeniería naval, fue invitado a formar parte del PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética). Mi padre siempre  relataba este episodio de la siguiente manera:

“Me decían que era el único español que estaba estudiando la carrera y que si quería ingresar en el PCUS… yo me defendía muy bien… les decía…Ah,  no, es que para ser comunista hay que estar preparado, yo tengo algunos defectos que tengo que superar, aún no estoy listo…En cambio el Partido Comunista Español no me hizo tanto caso, pues… no me ayudaron nada en el problema de la beca y del dinero…así que no estaba mucho con ellos…”

orla

Orla de Licenciatura en Ingeniería Naval. Segundo de la izquierda.
(Archivo Victoria Roldán)

En Odessa, actual Ucrania, conoció  y se casó con mi madre,  Irina Pirogova, hija de represaliados bajo el mandato de Stalin. Durante la II Guerra Mundial fue evacuada varias veces, escapando del avance de los nazis, hasta que pudieron regresar a su ciudad. Se conocieron en su etapa de estudiantes; mi madre estudio magisterio y trabajó como profesora en un colegio, más tarde enseñó filología rusa en el instituto. Se casaron el 8 de julio del 1956. El viaje de novios consistió en visitar al hermano mayor de mi padre, Pablo, en la península de Crimea, a una ciudad llamada Simpheropol.

familia

Simpheropol (Crimea), verano de 1956. Fila de arriba, de derecha a izquierda: Irina Pirogova, mi madre, Paca, esposa del hermano de mi padre, Pablo. Julia y Estani, hermanos de la mujer de Pablo. Fila inferior, de derecha a izquierda, mi padre y su hermano, Pablo
(Archivo Victoria Roldán)

Cada vez que mi madre veía ésta foto recordaba una anécdota ocurrida durante el posado. Un pequeño grupo de personas que pasaban por allí, se dirigieron a mi madre, diciéndole: “Pobrecita, que haces aquí entre estos gitanos”.  En Odessa nació su primer hijo, mi hermano Andrés.

Entre 1956 y 1957, se organizaron expediciones oficiales de retorno para los que quisieran regresar a España. En total llegaron en estas expediciones oficiales unas 1.500 personas entre adultos y niños. Casi la mitad de los que retornaron, regresaron poco tiempo después a la Unión Soviética debido principalmente a problemas de adaptación e integración en España, y dificultades en el trabajo.

Vcia

28 septiembre del 1956, llegada al puerto de Valencia desde Odessa el  barco “Crimea” con un grupo de  513 españoles adultos, antiguos “niños de la guerra”, aprovechando el  programa de retorno bajo el patrocinio de Cruz Roja. Entre ellas 21 mujeres rusas, esposas de aquellos españoles.

Las sucesivas oleadas de repatriaciones que afectaron a la mayoría de los niños evacuados en la URSS, se producen entre 1956-1957, una vez muerto Stalin, cuando Malenkov, presidente del Consejo de Ministros, decreta una amnistía para la población civil así como la repatriación de los prisioneros de la Segunda Guerra Mundial a sus respectivos países de origen (caso de los prisioneros españoles de la División Azul) y, es en este nuevo marco legislativo, donde hay que situar la organización de hasta  7 expediciones de retorno.

El 1 de enero de 1959 una noticia recorrió el mundo: el triunfo de la Revolución Cubana tras un largo periodo de lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista.

El gobierno revolucionario presidido por Fidel Castro comenzó a tomar medidas en contra de la dependencia económica de los Estados Unidos, instaurando una nueva dependencia económica de la URSS. Cuba firma convenios económicos, de colaboración y defensa mutua con la URSS. El más importante, el suministro del petróleo. La  Unión Soviética se compromete a comprar e importar azúcar. Las relaciones comerciales se incrementaron y a finales de junio de 1961 llega a Cuba el primer grupo de hispano-soviéticos. Lo integraban ingenieros y especialistas que iban a colaborar en la construcción de las infraestructuras civiles del nuevo régimen, como técnicos y asesores.

Como parte del incremento de las relaciones entre ambos países, desde 1960 fueron llegando a la URSS jóvenes cubanos para especializarse en mecanización y cultivos agrícolas por espacio de un año, siendo enviados a escuelas agrícolas en Kubán, Ucrania, Uzbekistán y Georgia. Al año siguiente, 500 cubanos terminaron en Kaliningrado cursos especiales relacionados con la industria pesquera. A estas escuelas fueron a prestar sus servicios como profesores y traductores muchos de los españoles que residían en la Unión Soviética.

Esta colaboración fue el fruto de una reunión celebrada el 11 de enero de 1962 en el Centro Gallego de la Habana. La comisión organizadora de la nueva institución que se denominaría Sociedad de Amistad Cubano– Española (SACE), creándose a tales efectos una Comisión Ejecutiva Provincial para su puesta en marcha, elaboración del reglamento y elección de la junta directiva. En la institución recién creada, también podían integrarse cubanos descendientes de españoles. Con posterioridad se constituyeron delegaciones en todo el país. En su seno se organizaron varias secciones: artes escénicas, coros y danzas, deportes, cinematografía, fiestas…, y el Círculo Julián Grimau integrado por los militantes del PCE.  El primer presidente electo fue José María González Jerez, representante del PCE y tuvo como órgano de divulgación España Republicana dirigido por Manuel Carnero. Desde el primer momento, los hispano-soviéticos que fueron a Cuba se incorporaron a las actividades de la SACE.

La llegada de los primeros grupos de hispano-soviéticos se produjo, pues, tras una serie de contactos entre comunistas cubanos y españoles, contó con el visto bueno de Dolores Ibárruri, en Moscú y Santiago Carrillo en París y con el apoyo del Ministro de Defensa soviético Rodion Malinovski. Durante su estancia en la Unión Soviética el Che Guevara se había entrevistado con Dolores Ibárruri con el objetivo de reforzar esta presencia de hispano-soviéticos en Cuba.

Así fue como mi padre llegó a trabajar a Cuba acompañado de su mujer y su hijo:

“Llegue a Cuba en 1964, estuve trabajando directamente en Cuba en la construcción del puerto pesquero [de La Habana]. Oficialmente a la Unión Soviética le iba a costar 42 millones de dólares…, entonces el puerto pesquero tenía que pagar todo eso prestando servicio a veintinueve barcos pesqueros soviéticos y otros que fueran para allá, reparar barcos y mantener en el frigorífico el pescado congelado hasta que venga la factoría para recogerlo y llevárselo para allá, entonces así se iba a amortiguar todo lo que…, porque la maquinaria venía de la Unión Soviética… todo, o sea, los talleres, la parte arquitectónica la hicieron los cubanos…, la investigación para hacer los muelles la hicieron los cubanos, ahora, la construcción la dirigían los soviéticos, el dique también era…, venía de la Unión Soviética también y yo estaba al frente de ese trabajo…, construimos el puerto pesquero, pusimos en marcha los talleres de reparación”.

Cuba

Mi padre y mi madre en la Habana (Cuba), 1964. (Archivo Victoria Roldán)

Mientras mi padre desarrollaba su actividad en el puerto, mi madre; gran conocedora del idioma español, trabajó en la Universidad de La Habana dando clases de ruso para extranjeros (es profesora de ruso). En Cuba aumentó la familia (nací, yo).

Se calcula en unos 200 el número de hispano-soviéticos que fueron a Cuba para trabajar. En la actualidad continúan viviendo unas 15 personas con sus familias.

El puerto y sus instalaciones empezaron a funcionar a pleno rendimiento, ahora era necesaria la construcción de nuevos barcos y la compra de recambios. Ofrecen a mi padre la gestión de todo el proceso, pero fuera de Cuba. Por entonces existían dos puertos donde se podía desarrollar este trabajo, uno en Vigo y otro en Marsella. Solicitan visado de trabajo para mi padre en España, lo que es más lógico,  (entonces bajo la dictadura del general Franco) y por supuesto lo deniegan. Tenemos conocimiento que después de  esta solicitud, se presentaron en casa de sus padres, agentes de la Guardia Civil, tras multitud de  preguntas, le comunicaron a mis abuelos la imposibilidad de nuestra entrada en España y la prohibición de contactar con mi padre, porque trabaja en un submarino soviético  y eso era lo mismo que ser espía ruso. En cambio, Francia le dio visados para toda la familia  y así, nos trasladamos a vivir a Marsella, mi padre viajó por todo el mundo por razones de trabajo.

Sé que tenía algún contacto con su familia en España. En la época de Marsella, viajamos a Hendaya (frontera de Francia y España). Desde la parte de francesa llegamos nosotros y por la española vinieron sus hermanos con su madre, para que se vieran. Allí se produjo  este primer encuentro tras tantos años, mis padres se alojaron en un hotel pasando unos días en compañía de sus familiares. No me acuerdo de nada de este episodio; por entonces era un bebé, pero me contaron varias veces esta historia.

1 (2)

Mi padre y yo en el puerto de Marsella. (Archivo Victoria Roldán)

De aquella etapa siempre se acuerda con mucho cariño mi madre y de allí viene el perfecto francés de mi hermano. Le toco ir al  colegio en Francia.

Cuando se terminó el contrato de mi padre, le ofrecieron quedarse en Francia, pero en aquellos años hubiese estado muy mal visto desde la URSS; algunas circunstancias ocurridas con su suegra… Hicieron recomendable su residencia en  Francia. Su respuesta fue una  rotunda negativa, lo cual nos obligó a regresar  a la URSS. Mi hermano para no perder el idioma siguió estudiando en un colegio francés, mi padre volvió al bufete de ingenieros y mi madre trabajó enseñando ruso a estudiantes extranjeros.

Murió Franco y la situación en la Unión Soviética se suavizo un poco. Era el año 1978, toda la familia nos fuimos de viaje a España. Recuerdo el trajín de visados, consulados, permisos y etc. Ahora es muy fácil viajar, pero entonces era una verdadera aventura. Cogimos el tren de Moscú a Paris,  atravesando toda Europa. En cada país debíamos mostrar nuestro visado de tránsito. Eran casi tres días de viaje en tren. Recuerdo muy bien el paso de la frontera entre las dos Alemanias, al pisar suelo de Alemania Occidental fue como pasar al instante de ver la tele en blanco y negro a color y cuando salimos del tren en Paris ya ni os cuento. En Paris debíamos que coger un tren nocturno, de la línea Paris – Irún. Llegamos de madrugada a Irún y allí nos esperaba uno de los hermanos de mi padre… fueron días alegres y tristes a la vez.  También recuerdo a todos los hermanos y hermanas de mi padre y sus familias, nos reunimos en un restaurante.  Tenían muchas cosas que contarse. Otro recuerdo que ha quedado grabado en mi memoria sucedió en nuestra primera compra en España. “Carlitos”, dijo Paca, la mujer de Pablo, (el que estuvo en la URSS, pero retornó en 69). Aquí tienes que llevar esto… le compraron un  pantalón llamado “mil rayas”; ideal para verano. Salimos todos a la calle, los dos hermanos iban delante, saludando, hablando con vecinos. ¡Que felices se les veía! El mismo día conocí a un montón de tíos, tías, primas, sobrinos, vecinos…. también amigos. No olvidaré nunca a Maritxu (hija de los vecinos de Portugalete)  y a sus amigos con quienes salía cada día por las calles de Portugalete.

A partir de aquel año, pasé muchas vacaciones estivales en España con mis padres. La numerosa  familia y amigos que teníamos repartidos por el centro y norte de España, nos dio la oportunidad de visitar el centro y norte del país.

En uno de estos viajes, Pablo (hermano de mi padre) nos anunció que había encontrado a una de sus hermanas, desaparecida hasta ese momento, su hermana Mariana. Vivía en un pueblo cerca de Palencia. Fuimos a verla por supuesto. Ella era una de las mayores y recordaba a mi padre.

En mayo de 1984 se firmó un  convenio de colaboración entre URSS y el Reino de España, durante un viaje a Moscú del rey Juan Carlos I (Convenio entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas para evitar la doble imposición sobre la renta y el patrimonio, hecho en Madrid el 1 de marzo de 1985- Documento BOE-A-1986-25055) para que estos “niños”; que ya no eran niños, a su regreso a España, pudieran percibir su pensión de jubilación rusa. A la recepción oficial fueron invitados los “niños de la guerra”. Este convenio no entró en vigor, ni se aplicó hasta la firma de un nuevo convenio y su publicación en el Boletín oficial del Estado. [Convenio sobre Seguridad Social entre el Reino de España y Ucrania, de 7 de Octubre de 1996 (en vigor desde 27 de marzo de 1998) «BOE» núm. 81, de 4 de abril de 1998, páginas 11493 a 11498 (6 págs.) BOE-A-1998-8056]. Nos vemos obligados a realizar una pequeña aclaración: Después de la desaparición de la antigua URSS y su transformación en varias repúblicas independientes, el Gobierno de España, tuvo que negociar con cada una de las nuevas repúblicas los convenios de Seguridad Social.

En vista de los acontecimientos, mi padre, poco a poco,  gestaba la idea de su jubilación y el regreso definitivo a España. Todo empezó por la insistencia de mi hermano. El final de la “Guerra Fría”, fue terrible para los ciudadanos rusos,  nos vigilaban, escuchaban y sospechaban de todo; vivíamos bajo el régimen de la policía del pensamiento.

A mi hermano le negaron el acceso a la Universidad de Leningrado por la estúpida razón de ser hijo de un español, lo que acarreaba el delito de tener parientes capitalistas. Aunque mi hermano fue el único calificado con  “Matrícula de Honor”. En Odessa logró acceder a su Universidad, pero toda esta sin razón empezó a afectarle anímicamente.

Una vez licenciado en Historia del Arte, le adjudicaron un puesto de trabajo en el “Museo de Arte Occidental” de Odessa. Fundamentalmente su trabajo consistía en catalogar los fondos del museo almacenados. En 1988, descubrió un lienzo fechado en el siglo XVII, y la probable autoría del pintor sevillano, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez por lo que fue invitado por el Museo de Prado tras su descubrimiento.

No era el único de la familia afectado por ésta política,  también a mí me limitaba  la oportunidad de acceder a determinados puestos de trabajo, una vez finalizados mis estudio. Recuerdo mi primer puesto de trabajo, la directora del colegio (soy profesora de Educación Primaria) al ver mi curriculum vitae (en la URSS era imprescindible adjuntar todos los datos autobiográficos) se quedó asustadísima, y me dijo que no podía, confiarme la educación de niños soviéticos.  ¡Menuda estupidez!… ¡Típica educación soviética! A diferencia de mi hermano, soy bastante más sosegada y estas cosas no me afectaban, al revés, siempre me reía de estas situaciones.

Me encantaba la idea de vivir en España; además la situación en la URSS se deterioraba cada vez más, llegó la  edad de jubilarse mis padres y empezaron a tramitar el retorno de toda la familia a España; por alguna razón que desconozco, no quisieron fijar su residencia en el norte. En aquellas fechas conocimos a una pareja de turistas procedentes de Ibiza, de visita por nuestra ciudad, Odessa. Al mencionar nuestra intención de regresar a España, nos recomendaron residir en Valencia;  porque era una ciudad de grandes posibilidades en pleno proceso de modernización y expansión, resumiendo, una ciudad con muchas expectativas de desarrollo y una región llena de dinamismo. Debo de confesar el nulo conocimiento que teníamos de ésta región prácticamente desconocida para nosotros.

Teníamos casi todo preparado para regresar a España, cuando llegó la famosa “Perestroyka” (1991) culminando con la independencia de algunas de las repúblicas de la extinta  URSS; inicio de tiempos muy difíciles y de gran incertidumbre. Recuerdo apesadumbrada una gran carestía en las tiendas y el regreso de las cartillas de racionamiento. Sólo era operativo el mercado negro para conseguir cualquier artículo deseado y ¡¡a qué precio!!

En agosto de 1992, embarcamos toda la familia en un buque mercante; al trabajar mi padre en el sector naviero le fue posible encontrar pasaje en uno de los buques de transporte de mercancías, Odessa – Barcelona. En Barcelona nos esperaba la familia de otro español soviético que retornó en los años 70; antiguos residente en Odessa y conocidos nuestros. Descansamos en su casa y al siguiente día partimos hacia las tierras valencianas.

No fue un camino de rosas empezar de cero. Debo agradecer públicamente la solidaridad de gente maravillosa, desconocida,  que sin dudarlo nos ofreció sus casas y  sus corazones.

Nuestros inicios fueron en Silla (donde nos acogieron en su casa, los padres de la pareja de Ibiza que conocimos en Odessa), luego Sedaví y Alfafar. En aquellos tiempos, el gobierno de la Generalitat Valenciana acordó reunir a todos los españoles-soviéticos residentes en la Comunidad Valenciana que habían retornado con sus familias, les concedió viviendas sociales en el único lugar, libre de la mucha demanda existente en esa época, el “Barrio La Coma”.

“El barrio de La Coma no es precisamente un “paraíso” en el que viven “los rusos”… se trata de un proyecto de urbanización sin terminar, aislado geográficamente por la construcción de una autopista que impide la anexión con el resto del entramada urbano de Paterna.. La ubicación requiere la pericia del conductor para acceder al barrio… El transporte público no tiene la frecuencia obligada…A este lugar llegaron los primeros Niños que retornaron a España desde 1991 como “pioneros rusos en un barrio degradado”… La coma es, en realidad, un “barrio dormitorio”, cuya promoción urbanística se inició bajo el nombre de “La Coma Ciudad Jardín”, y que pronto pasó a llamarse popularmente con el apodo de “Las Malvinas”…Sólo una cosa tienen en común los vecinos del barrio: las dificultades económicas…” (Alted Vigil, A.; Nicolás Marín, E.; y González Martell, R. (1999). Los Niños de España en la Unión Soviética; De la evacuación al retorno, 1937-1999. Madrid: Fundación Francisco Largo Caballero. 235-236).

Al llegar mis padres a España les comunicaron que no recibirían  ningún tipo de pensión, porque el convenio firmado con la URSS, no se podía aplicar al no existir ese país. Los que vivían en territorio ruso, sí que podían acceder  a sus prestaciones de jubilación, pero muchos se quedaron con las manos vacías. No hubo más remedio que buscar trabajo con 50 años cumplidos…. Mi padre colaboró en todo lo que pudo en su barrio de acogida, dando clases de fontanería para jóvenes, en Paterna y Burjassot. No ganaba mucho, pero estaba ocupado y se sentía útil; eso era lo más importante.

“Cuando llegue en 1992, tuve que realizar todo tipo de trabajos: pintor, he hecho aljibes, electricista, fontanero,,, para ganar algún dinero. Nunca he tenido problemas en el barrio, aunque sí que hay cosas que no me gustan, por ejemplo que se meten en nuestra finca los drogadictos esos; he hablado muchas veces con ellos para que salgan, pero… No me gusta que los muchachitos se metan en los contenedores y tren la basura, les he llamado la atención delante de su madre, pero la madre no ha abierto la boca. También he ido a las reuniones de la asociación de vecinos, porque me han invitado…No me gusta y se lo digo en la cara cuando alguien se porta mal y se engancha la luz en el rellano para no pagar… pero lo pagamos nosotros cuando en su casa hay los mismo ingresos que en la mía, así que le digo “corta ahora mismo”… lo hago sin faltarle al respeto”. Comentaba mi padre a un periodista.

amigo (2)

Mi padre, con el hijo del aviador español, Agustín Morales, formado en la URSS, piloto del ejército republicano español y más tarde del ejército rojo. Muerto en combate durante el verano de 1943.  Barrio de La Coma. (Archivo Victoria Roldán).

Recuerdo un  día, en el primer año de regreso. Nos llamaron los vecinos desde la calle, vociferando que había gente  por el barrio buscando a un tal Carlos y su familia rusa. Bajamos a la calle y  era su hermano Pablo (había regresado de la URSS a primeros de la década de los 70; residía en Portugalete-Vizcaya) con su familia. Sabían que habíamos regresado a España y la única información que tenían de nosotros consistía en nuestra residencia en Valencia. El Ayuntamiento de Valencia les informo que debían preguntar en el Ayuntamiento de Paterna y de allí les mandaron a La Coma y así fue el reencuentro de los hermanos.  A partir de ese momento estuvieron en contacto permanentemente.

Le ofrecieron la posibilidad de un contrato como jefe de máquina, en una compañía naviera vasca,  por el periodo de un año, en un barco con pabellón de Panamá. Un carguero de cabotaje. La desesperación le hizo aceptar este trabajo con la esperanza que sirviera para poder acceder en un futuro a cobrar alguna tipo de pensión en España. A los  tres meses regresó enfermo de paludismo. Llegó a España muy grave en el vuelo regular de Iberia, Malabo-Madrid, durante varios años estuvo bajo tratamiento y en constante supervisión médica.

Los tres meses embarcado no le sirvieron de nada…Al  fin se firma el convenio con Ucrania y demás repúblicas de la antigua URSS en 1998 y empiezan a cobrar su pensión soviética. La friolera de 4.200 pesetas (70 euros mensuales) después del cambio rublos a euros. Aun así, salieron adelante, mi madre trabajó donde podía, hacia traducciones para varias empresas, trabajó de intérprete para la  Policía Nacional y al final llegó su jubilación rusa añadida a la pequeña pensión española.

A mediados de la década de los 90, Canal 9 emitió un reportaje en el programa “T´en recordes” presentado por una joven periodista, Inés Ballester, donde aparece mi padre y otros “niños de la guerra” residentes en el Reino de Valencia.  También varios periódicos publicaron artículos sobre este tema.

prensa

Al instalarnos en La Coma,  mis padres, empezaron a colaborar con la gente del barrio.  Viniendo de un país donde la educación y conocimiento es muy valorado, nos “impacto” ver a los niños de familias marginales, sin educación. No consideraban los estudios como una faceta muy importante de la vida. Mi madre empezó colaborar con la Parroquia, dando por las tardes clases de “todo”. Muy pronto se ganó el cariño de los niños y de sus padres. Incluso ahora se le acercan  y la abrazan. Esta colaboración fue solidaria y sin ningún ánimo de lucro.

Como en el barrio había muchas viviendas vacías y por España varias familias de hispano-rusos retornados sin posibilidad de acceso a una vivienda, se decidió reunir a todos los interesados aquí, en La Coma. Así empezaron a llegar familias y muy pronto el colectivo, aumento, por lo que se decidió crear una de “Asociación de Españoles Retornados”. El primer presidente de esta asociación fue mi padre. Se pagaba una cuota mensual y se celebraban reuniones, actos, etc. La tarea principal era la ayuda y asesoramiento del colectivo. Desgraciadamente al poco tiempo el espíritu de solidaridad se perdió, y mi padre no quiso seguir al mando.

Aunque nuestro barrio pertenece a Paterna, estamos más cerca de Burjassot.  Mi padre llevaba a su nieta al colegio y a sus entrenamientos diarios en el Club de Gimnasia Rítmica L´Almara de Burjassot. Sintiéndose muy orgulloso de los logros deportivos de su nieta Svetlana.

Svetlana Vorobetz Roldán (20/10/1991), nieta de Carlos Roldán Alcalde. Palmares y en plena competición. Actualmente es entrenadora de gimnasia rítmica en el “Club Gimnasia Rítmica L´Almara” de Burjassot. (Archivo Victoria Roldán)

sociales (2)

Mi padre en cuclillas; centro de la foto, con el resto del equipo de colaboradores sociales del Barrio de La Coma. (Archivo Victoria Roldán)

Carlos Roldán Alcalde colaboro con Caritas, los Servicios Sociales y en los Comedores Sociales del barrio de La Coma. Impartió clases de lectura y escritura para analfabetos adultos, también fue profesor de fontanería en los cursos auspiciados por los Ayuntamientos de Paterna, Burjassot y en el Reformatorio de Godella.

Durante varios años fue, colaborador, ayudante y mediador, de los Servicios Sociales del barrio, altruistamente y sin sueldo, pero sé que de vez en cuando le ayudaban con algo.  Su dedicación principal fue la atención de familias desfavorecidas, reparto de comida, cheques de ayuda y otras actividades sociales.

padres (2)

Mis padres, Carlos Roldán Alcalde e Irina Pirogova. (Archivo Victoria Roldán)

Desgraciadamente, hace 7 años  enfermó, los últimos dos años postrado en la cama rodeado de su familia, amigos y mucho amor. Vivió una vida difícil, pero muy digna, siempre con la cabeza bien alta. Su recuerdo perdura en la memoria de mucha gente con gran cariño y respeto. Mi madre sigue viviendo aquí, en La Coma.

Del tercer hermano evacuado, Antonio, solo sabemos que en los 60 del siglo pasado,  abandonó a su familia y no quiso volver a tener ningún contacto con ellos. Nunca visitó España.

D. Carlos Roldán Alcalde falleció el 2 de agosto de 2012.

“Gracias a mi madre se tantas cosas, porque siempre nos contaba y sigue recordando hechos y detalles de su vida.  De pequeña, recuerdo, a mi padre relatando historias, anécdotas, vivencias de él y de su hermano Pablo. Me encantaba escuchar sus recuerdos, pero a mi padre cada vez le apetecía menos hablar de aquellos años… Supongo que tenía sus razones”. Victoria Roldán Alcalde

cenizas

Documental del año 1937 sobre la vida de estos niños en la URSS:

Documental de Jaime Camino “Los niños de Rusia”:

 

Nota: Las fotografías del Archivo Dª. Victoria Roldán Alcalde, son de su propiedad, cedidas para este artículo. Prohibida la reproducción total o parcial en cualquier tipo de soporte sin la autorización expresa del titular del archivo.

descarga https://drive.google.com/open?id=1WXd-wwzxUw1aVlIYyi7j8JyKuJrmF8i-

 

Javier Martínez Santamaría

Juan Miguel Agulló Cortina

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

 

Bibliografía:

Alted Vigil, A.; Nicolás Marín, E.; y González Martell, R. (1999). Los Niños de España en la Unión Soviética; De la evacuación al retorno, 1937-1999. Madrid: Fundación Francisco Largo Caballero.

Devillard, María José; Pazos, Álvaro; Castillo, Susana; y Medina, Nuria (2001). Los niños españoles en la URSS (1937-1977): narración y memoria. Barcelona: Ariel.

Castillo Rodríguez, Susana. Memoria, Educación e Historia: el caso de los niños españoles evacuados a la Unión Soviética durante la Guerra Civil Española. Tesis doctoral. Madrid, 1999.

Martínez, C. G. (2003). El Retorno a España de los ” Niños de la Guerra Civil”.  In Anales de Historia contemporánea (Vol. 19, No. 1, pp. 75-100).

Prados, Luis. Los niños de Leningrado, reportaje en El País, 22/04/2005.

R González Martell (2002). Niños de la guerra en la Unión Soviética, hispanosoviéticos en Cuba

Vidal, César. Los juguetes rotos de Stalin. Artículo en la “Revista del Domingo” del Diario La Vanguardia. 14/06/98.

Vigil, A. A. (1996). Las consecuencias de la Guerra Civil española en los niños de la República: de la dispersión al exilio. Espacio Tiempo y Forma. Serie V, Historia Contemporánea, (9).