Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  El pasado 10 de marzo en la Plaça del Carbó de Alzira se recuperó “La Cordá Antiga” o como algunos exquisitos llaman “La Cordá de Carretilla” en contraposición con la “Cordá Moderna” o “Cordá Engabiada”. Lo moderno consiste en encerrarse en un recinto amurallado o enrejado con el único objetivo de quemar el máximo número de kilos de pólvora en el menor tiempo posible (algunas pirotecnias hacen palmas con las orejas), en la que solo pueden participar los de rancio abolengo o enchufados de las diversas autoridades (esas que nunca faltan en estos actos del “pueblo”) no lo decimos porque no hayamos participado, lo decimos por lo vivido.

  En esta vida nos encontramos con todo tipo de personas, entre ellas periodistas, seudoperodistas, predicadores; magistrados, fiscales y jueces del día a día, moralistas del pensamiento correcto, éticos del progresismo auténtico y demás fauna y flora de la actualidad informativa nacional, autonómica y local, estudiosos del valencià normalitzat que parecen los nietos dels botiflers. Son voceros de un soberanismo identitario trasnochado, asimilando la castellanización del valenciano como algo propio. “No es diu Cordá de Carretilla, es diu Cordá de Carro o de Barqueta o de Canya o de Bouet”, “No són Carretillas, són Coets de Paraes”.

Captura de pantalla (489)

Cordá de Carro, de Barqueta o de Bouet

  La Cordá no es un mero acto festivo, no es una competición para dilapidar pólvora sin ton ni son, es un acto litúrgico, un acto sacro de origen ancestral. La Cordá es un homenaje al fuego nuevo, al fuego que renueva la vida, a ese fuego que logra eliminar lo malo, lo perjudicial, lo negativo, y nos llena de nuevas esperanzas, a ese fuego que cae lentamente de la barqueta para darnos tiempo a recogerlo, tenerlo entre nuestras manos y compartirlo, ese fuego que nos libera.

  La Cordá como su propio nombre indica, son cohetes tirados por una cuerda que caen cadenciosamente de un carro y todo en esta tramoya tiene su significado: La cuerda que cruza normalmente en diagonal la plaza del pueblo por donde corre la barqueta es el propio municipio. La barqueta es el contenedor del elemento ígneo purificador y la “corda” que tira de la barqueta es la parte más importante de esta representación, porque esa cuerda debe ser tirada por un “Home Bo” o una “Dona Bona” de prestigio, honorable y sabia, es decir, personas ancianas o no impregnadas de la sabiduría de la vida, incesante fuente de custodia en la transmisión oral entre padres, hijos y nietos de nuestra raíces culturales, de las costumbres y tradiciones ancestrales valencianas y ante todo de nuestra identidad como pueblo.

Captura de pantalla (500)

de Canya

  La prensa digital o en papel alcireña y del cap i casal, mencionan dicha Cordá como uno de los actos en conmemoración del 75 aniversario de la Junta Local Fallera de Alcira (JLFA), información totalmente correcta. Y dicha Cordá tuvo una intrahistoria totalmente desconocida para el público.

  En Juan García i Estellés, Mestre Coeter, miembro de la Associació Cultural Templers de Burjassot y la Colla de Recuperacions Extraordinaries de Valencia (CRE-V) fueron los encargados de la recuperación de la Cordá d´Alzira.

  Esta nueva Cordá fue presidida a nivel oficial por las falleras mayores, Mercedes Bohigues e Inés Brines, acompañadas por Jaume Bohigues e Isabel Aguilar, vicealcaldesa y regidora de Fiestas… tanta titulitis nos agobia.

  La Cordá d´Alzira en realitat va ser presidida per el Honorable En Ramón Martí i Taberner, Home Bo, home ple de saber i valencià de pro, llauro i artesà orchater, molt conegut en els pobles de la Ribera on venia l’orchata; faltant nou dies per el seu natalici, 91 anys d´edat. Pare del nostre secretari En Gustavo Martí i Llopis, tal i com es veu en este breu reportage.

  Invitem a tots vostés a visualisar este magnific reportage de l´Associació Cultural Templers de Burjassot de la Cordá d´Alzira.

  A modo de conclusión la prohibición para la celebración de “Cordaes tradicionals”; nada que ver con ese invento de la modernidad llamado “guerra de carretillas”, por las autoridades locales, empezando por el Ayuntamiento de Valencia y acabando en cualquier población de nuestro reino, alegando motivos de seguridad es una vieja excusa ya esgrimida en tiempos de Carlos III mediante una Real Cédula publicada el 15 de octubre de 1771, “prohibiendo el uso de la pólvora, fuegos artificiales y de disparar con arcabuz o escopeta dentro de los pueblos para una mayor seguridad de sus pobladores”.

  En nada hemos cambiado…

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

PD: La imágen que aparece al final del video es una ilustración de un manuscrito árabe de finales del siglo XII, donde se representa al filósofo griego Sócrates impartiendo una lección a sus alumnos.

Idioma Valencià:

  El passat 10 de març en la Plaça del Carbo d’Alzira es va recuperar “La Cordà Antiga” o com alguns exquisits nomenen “La Cordà de Carretilla” en contraposicio a “La Cordà Moderna” o “Cordà Engabiada”. Lo modern consistix en tancar-se en un recint amurallat o enreixat en l’unic objectiu de cremar el maxim numero de quilos de polvora en el menor temps possible (alguns pirotecnics fan palmes en les orelles), en la que solament poden participar els de ranci abolori o enchufats de les diverses autoritats (eixos que mai falten en estos actes del “poble”), no ho diem perque no hajam participat, ho diem per lo vixcut.

En esta vida nos trobem en tot tipo de persones, entre elles periodistes, seudoperodistes; predicadors, magistrats, fiscals i juges del dia a dia, moralistes del pensament correcte, etics del progressisme autentic i demes fauna i flora de l’actualitat informativa nacional, autonomica i local, estudiosos del valencià “normalitzat” que pareixen els nets dels botiflers. Son els bramadors d’un soberanisme identitari transnoctat, assimilant la castellanisacio del valencià com alguna cosa propia. “No se diu Cordà de Carretilla, se diu Cordà de Carro o de Barqueta o de Canya o de Bouet”, “No son Carretilles, son Coets de Paraes”.

  La “Cordà” no es un simple acte festiu, no es una competicio per a balafiar polvora sense cap ni peus, es un acte lliturgic, un acte sacre d’orige ancestral. La “Cordà” es un homenage al foc nou, al foc que renova la vida, ad eixe foc que conseguix eliminar lo mal, lo perjudicial, lo negatiu, i nos ompli de noves esperances, ad eixe foc que cau llentament de la barqueta per a donar-nos temps a arreplegar-ho, tindre-ho entre les nostres mans i compartir-ho, eixe foc que nos llibera. La “Cordà” com el seu propi nom indica, son eixides tirades per una corda que cauen cadenciosament d’un carro i tot en esta tramoya te el seu significat: la corda que creua normalment en diagonal la plaça del poble per a on corre la “barqueta” es el propi municipi. La “barqueta” es el contenidor de l’element igneu purificador i la “corda” que tira de la “barqueta” es la part mes important d’esta representacio, perque eixa corda deu ser tirada per un “Home Bo” o una “Dona Bona” de prestigi, honorable i sabuda, es dir, persones velles o no impregnades del saber de la vida, incessant font de custodia en la transmissio oral entre pares, fills i nets de la nostres raïls culturals, de les costums i tradicions ancestrals valencianes i davant tot de la nostra identitat com a poble.
La prensa digital o en paper alcirenya i del cap i casal, mencionen dita “Cordà” com a un dels actes en  commemoracio del 75 aniversari de la Junta Local Fallera d’Alzira (JLFA), informacio totalment correcta. I dita ”Cordà” va tindre una intrahistoria totalment desconeguda per al public.

En Juan García Estellés, Mestre Coeter, membre de la Associacio Cultural Templers de Burjassot i la Colla de Recuperacions Extraordinaries de Valencia (CRE-V) varen ser els encarregats de la recuperacio de la “Cordà d´Alzira”. Esta nova “Cordà” va ser presidida a nivell oficial per les falleres majors, Mercedes Bohigues i Inés Brines, acompanyades per Jaume Bohigues i Isabel Aguilar, vicealcaldesa i regidora de Festes… tanta “titulitis” nos agobia.

  La “Cordà d´Alzira” en realitat va ser presidida per l’Honorable En Ramón Martí i Taberner, Home Bo, home ple de saber i valencià de pro, llauro i artesa; faltant nou dies per al seu natalici, 91 anys d’edat. Pare del nostre secretari En Gustavo Martí i Llopis, tal i com es veu en este breu reportage.

  Invitem a tots vostes a visualisar este magnific reportage de l’Associacio Cultural Templers de Burjassot de la Cordà d’Alzira.

  A modo de conclusio la prohibicio per a la celebracio de “Cordaes tradicionals” per les autoritats locals, començant per l’Ajuntament de Valencia i acabant en qualsevol poblacio del nostre regne, alegant motius de seguritat es una vella excusa, ya esgrimida en temps de Carlos III per mig d’una Real Cedula publicada el 15 d’octubre de 1771, prohibint “l’us de la polvora, focs artificials i de disparar en “arcabus” o escopeta dins dels pobles per a una major seguritat dels seus pobladors”.

En res hem canviat…

Associacio Cultural Templers de Burjassot©®

 

Anuncios