Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  Uno de los motivos que suscitó nuestro interés por una higuera con el mismo topónimo que nuestro querido pueblo Burjassot, fue la ingente variedad de denominaciones utilizadas en todo el mundo para mencionar dicha higuera. Su nombre científico es Ficus Carica Burjassot y sus múltiples denominaciones dependen de las regiones y/o países, en los cuales hay constancia de su presencia.

PENTAX DIGITAL CAMERA

  En las primeras décadas del siglo XX, su producción se encuadraba dentro de los llamados “higos comerciales”, posteriormente debido al abandono por parte de las explotaciones agrarias de este tipo de árboles frutales, perdió la categoría de “comercial”. Un ejemplo de ello, consiste en la similitud genética entre la Ficus Carica Burjassot y la higuera de Fraga (Huesca), esta última se comercializa mientras la de Burjassot, no. Aun siendo hermanas genéticamente nos encontramos dendogramas (Representación gráfica, en forma de árbol, de los agrupamientos por agregación binaria -2-  en una clasificación jerárquica), que utilizan sinónimos en vez de nombres científicos y esto nos da como resultado la confusión generalizada entre la higuera Burjassot que no está registrada como una higuera comercializable y en cambio la higuera de Fraga, sí. Lo mismo ocurre con la Burjassot negra y la Violet de Sollies (Francia). El colmo del descaro sucede al hablar de la variedad Burdissot, nombre endémico y exclusivo de las islas Baleares, concretamente de Mallorca para denominar nuestra higuera. Utilizado a partir de la renaixença catalana; aunque existe algún documento local anterior. En las postrimerías del XIX y principios del XX, en el “Diccionari català-valencià-balear: inventari lexicogràfic i etimològic de la llengua catalana…” de ALCOVER, Antoni M.; MOLL, Francesc de B. (DCVB) 1854;  Pedro Estelrich Fuster (Mallorca, 1845–1912) en “La higuera y su cultivo en Mallorca”. (Palma. Tip. de Bartolomé Roiger 1898), posteriormente en “La Higuera” (Libro escolar, 1910, editorial Fco Puig Alfonso, Barcelona) bajo la supervisión del propio Estelrich, todos ellos, mencionan una higuera, llamada, Burdissot. Denominación certificada por el filólogo mallorquín, Premio de Honor de las Letras Catalanas, a petición de Òmnium Cultural en 2015. Joan Veny (Mallorca, 1932) gracias a su labor filológica en favor del catalán y más concretamente gracias a su artículo “DE RE FICARIA: CAT. “BORDISSOTS” I “PARATJALS” publicado en 1981, tomando como fuente “Französisches Etymologisches Wörterbuch”, escrito en alemán, publicado en 1922 por el filólogo suizo Walther von Wartburg (Desde 1921 miembro de pleno derecho de la Sección Filológica del Instituto de Estudios Catalanes. Desde 1952, miembro de la Academia de Buenas Letras de Barcelona). En el mismo artículo menciona el “Diccionario Crítico Etimológico de la Lengua Castellana” (1954) de Juan Corominas (Barcelona 1905-1997), a modo de propuesta filológica para justificar que Burdissot significa Burjassot en catalán tal y como nos comenta Carles Riera (2012) en su artículo Incorporació de les propostes etimològiques de Joan Veny en el Gran Diccionari de la Llengua Catalana”. Lógicamente todos estos autores al mencionar la Higuera Burjassot, utilizan su lengua materna; el catalán o mallorquín. Obviando su nombre original “Burjasot” o “Burchesót” como la cita D. Juan José López Laguarda en su libro “Del Burjasot de Antaño (Apuntes para el Folk-lore local, 1952, capítulo titulado: “Universalidad de Burjasot.- Los higos”. p 15).

  En 1390 aparece la primera referencia histórica conocida sobre la Higuera Burjassot como “Bugiçot”,  “Burjaçot” en 1415, “Burjazote” en 1526,  “Burjasote” en 1610, “Bajasote”, “boujasote”, “bragasote” o “higuera de higos bergazotes” en 1622, “Bujarasol” en 1726, Bourjassotte” en 1771, “Burgasoto” ó “Barnisoto grande” y “Burgasoto pequeño” en 1801, “Bourgeassote noire, Barnissote, Bourjassoto” en 1817. También aparece como “Bourjassote (Blanche, Grise y Noire)” en la obra “Enciclopaedia of Gardening, Theory and Practice” de J.C Luodon, Londres 1824, misma  denominación en Australia, según consta en el Museo Victoria (Melbourne) en dos documentos fechados el 10 de enero de 1873 y octubre de 1879 entre otras publicaciones.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Una de la Higueras Burjassot en La Finca La Orden Templers de Burjassot, perteneciente al estudio de los Cuadernos de Campo.

  Nuestro proyecto consiste en recuperar todas las variedades y subvariedades existentes de la higuera Burjassot, sus diferenciaciones genéticas y morfológicas. El primer estudio está centrado en las diferencias morfológicas de sus hojas: dimensiones, textura, color y volumen, también en el desarrollo de su pigmentación, (flavonoides, antocianinas) estas últimas, capaces de desarrollar una mutación espontanea por lo que  estamos convencidos, que le afectan y mucho el cambio del ph del suelo y la temperatura.

  Hace más de 2000 años los romanos en sus plantaciones de higueras intercalaban entre los surcos ajos y, esto se debe a una razón. El ajo produce unas líneas muy finas de color rojo a morado, antocianinas, creadores de los anillos cromáticos llamados defensores, repelentes de insectos invasores, como pulgones, etc.  A diferencia del color rojo a morado de los tomates perteneciente a los llamados anillos cromáticos atrayentes.

41991757_235063203830474_2883768422674464768_n

Burjassot Rimada, Finca la Orden Templers de Burjassot

  Llegados a este punto he aquí una diferencia entre antocianinas; cuando la mayoría de investigadores apuestan que en la estructura de una antocianina, existen dos anillos cromáticos, estamos convencidos  de la existencia de más anillos cromáticos.

Flavonoides, pigmentos amarillos a verdes- transportadores, repelentes.

Antocianinas, rojos, azules a morados con estructura de dos anillos cromáticos, atrayentes.

  A modo de resumen, los atrayentes invitan a los insectos a polinizar, mientras que los defensores o repelentes evitan la invasión de diferentes tipos de insectos.

Bancal B-3:

Proyecto de mejora del suelo:

  En la finca La Orden Templers de Burjassot se están llevando a cabo varios programas y actuaciones en el estudio de la higuera denominada “Ficus Cárica Burjassot”.

  Uno de dichos apartados es el enriquecimiento del suelo y la remineralización del mismo. Para ello se ha dispuesto de un bancal específico, denominado B-3, en el que se han plantado tres higueras Burjassot variedad blanca. El bancal tiene unas medidas de quince metros de largo por cinco de ancho, en los cuales se han dispuesto las higueras con una separación de cinco metros. El ph del suelo es muy pobre y agotado por los excesos de producción, se le está aplicando un programa de enriquecimiento a base de substratos, aplicando una gran aportación de harina de roca, con lo cual se pretende favorecer la absorción de los elementos nutritivos contenidos en el suelo.

  La harina de roca es un complejo de arcilla-humus, en consecuencia pretendemos ayudar a los micro organismo, micro fauna, flora y lombrices a crear un ambiente estable para el sistema radicular (mejor absorción de nutrientes por las raíces) de dichas higueras.

Composición de harina de roca estimada:

Calcio 15% y Magnesio 10%. Zinc 60 mg/kg, Cobre 100 mg/kg, Sodio 10 g/kg, Sílice 300 g/kg, Fósforo 2,00 g/kg, Potasio 2,00 g/kg, Azufre 50 g/kg y Hierro 40 g/kg. Con esta aportación se pretende mejorar la textura del suelo y su estructura. Su aplicación la efectuamos por espolvoreo en pleno crecimiento y posteriormente, disuelto. Estas actuaciones pretenden estudiar el comportamiento de las higueras ante la alteración del ph del suelo, su resistencia natural a plagas y el comportamiento de sus pigmentos, tanto de sus hojas como de sus frutos. (flavonóides y antonianos).

  Otras denominaciones de la Higuera Burjassot: Africano, Barnisoto, Barnissote noire, Bernissou, Bertino, Bouriansoto, Brogiotto fiorentino, Brogiotto nero, Brosciotto, Bourjansoto, Burjassot negra, Della marca, Parisienne en Cerdaña se conoce como Burdassòtta y Canarias: Bajasote, Boujasote, Bragasote

Bancal A-2:

  Proyecto marco: Reintroducción  de la higuera Ficus Cárica Burjassot, siempre hemos tenido en cuenta que sería un trabajo a muy largo plazo, debido a la cantidad de variedades y subvariedades de dicha higuera y su localización. Para ello, preparamos primeramente el terreno de plantación. Un lugar idóneo en un hábitat donde ella se sintiera a gusto, tradicionalmente entre almendros, olivos y viñas, tal como nuestros antepasados las cultivaban.

  Las primeras higueras en llegar al bancal A-2, fueron unos plantones de higuera de Fraga-Burjassot,  de los cuales sobrevivieron dos. Una higuera variedad blanca aportada por el biólogo Rafael Gozalbo, otra higuera conseguida en Francia a través de un vivero de Zaragoza, variedad Violet de Sollies, en este caso Burjassot negra, y una última, la variedad Abaldufada rimada Burjassot, típicamente denominada bajo el sinónimo Panache.

  El Bancal A-2 tiene un ph 6 (ácido), ayudado mediante abonos orgánicos, su funcionamiento es inmejorable con ciertos matices,… aparición de parásitos en las hojas, decoloración espontánea en días de mucho calor y mucha necesidad de agua. Al contrario que el Bancal B-3 ayudado con harinas de roca. (la harina de roca retiene más el agua).

Bancal A-1:

  Se utiliza exclusivamente como vivero, con 40 macetas de la variedad Panache, llegadas desde Croacia. Es la plantación marco como semillero.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Higuera Burjassot germinando. Finca la Orden Templers de Burjassot

  Realizamos aportaciones de nutrientes a base de auxinas (reguladores del crecimiento vegetal) y ácido giberélico (potenciador del crecimiento hormonal vegetal, existente en la propia planta) una vez iniciada la germinación.

  Dentro de las pruebas para la multiplicación de variedades, utilizamos los acodos aéreos preferentemente, aunque en fase de experimentación. Realizamos prácticas en injertos de unión, como de barrena, este último muy utilizado en viñas.

Finca La Orden Templers de Burjassot (Reportaje gráfico describiendo paso a paso el proceso de un Acodo aéreo).

Acodos aéreos:

  La práctica más generalizada en la reproducción de higueras es en estaca, pero también se reproducen por semillas en viveros, sobre todo en países emergentes como Malasia, aunque estos países están utilizando últimamente la reproducción en higueras, por acodo aéreo.

  La técnica consiste en utilizar las ramas de una higuera como reproductor. Para ello utilizaremos una bolsa de plástico llena de compost, a ésta le haremos una incisión o corte de manera que podamos abrazar por completo la rama elegida. En ella efectuaremos unos cortes en la piel de manera que quede al descubierto el tronco, éste lo impregnaremos de algún enraizante y seguidamente cubriremos dicha zona con la bolsa llena de compost, con la ayuda de unas bridas cerraremos la bolsa de manera que quede bien prieta y durante un tiempo procuraremos que el compost este húmedo, mediante la utilización de una jeringa.

  En la Finca La Orden Templers de Burjassot utilizamos varios tipos de reproducción de higueras, por estaca, semillas y por acodo aéreo, por cierto un sistema práctico, rápido y limpio.

  Los enraizantes y bioestimulantes naturales utilizados los producimos a base de café, lentejas, semillas de soja, pieles de zanahoria, etc, su periodo de máxima eficacia es muy breve. Solo se puede conservar la mezcla dos o tres días en la nevera, después su eficacia disminuye rápidamente.

  Debemos dar las gracias públicamente al Catedrático de la Facultad de Biología de la Universidad de Valencia, por sus aportaciones y consejos. Nuestro muy querido profesor y gran amigo, D. José Pertusa.

Juan Miguel Agulló Cortina y Javier Martínez Santamaría

Associació Cultural Templers de Burjassot©®

Anuncios