Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Archivo Javier Martínez

El Niño

Envuelto por el silencio de una noche de primavera, el pueblo de Burjassot dormía ausente y lejano de una mujer acompañada de su soledad; hacia la una de la madrugada se oyeron los gritos de una madre pariendo a su hijo; pasada la una, de nuevo el silencio. El llanto del niño rompió el silencio nocturno con su voz de vida nueva y llenó  la cueva familiar de alegría; era sano y robusto. Nuestro protagonista Vicente María Francisco Agulló Fambuena había nacido el 27 de mayo de 1917, sábado de Pentecostés, al día siguiente se celebraba la fiesta de la Patrona de Burjassot, la Virgen de la Cabeza. Fiesta de las doncellas del pueblo en honor a la Virgen (el día segundo de Pascua de Pentecostés).

El niño fue inscrito a las 19 horas del 27 de mayo de 1917, ante D. Manuel Blasco Ruiz, Juez municipal y D. Filiberto Sánchez Martínez, secretario, compareciendo D.  Gregorio Plá Carbonell, natural de Carpesa, mayor de edad, casado, empleado, vecino y domiciliado en este pueblo Casa Consistorial, con objeto de que se inscriba en el Registro Civil a un niño y al efecto como encargado de verificarlo por ausencia del padre (Clemente Agulló se encontraba de temporero en Francia), declaró: que dicho niño nació en las Cuevas del Cementerio, sin número a la una horas de hoy. Que es hijo legítimo de Clemente Agulló Fambuena , natural de Liria, de 37 años, casado, jornalero y de su mujer Encarnación Fambuena Ruiz, natural de Liria, de 39 años y domiciliados en el del nacido. Que es nieto por la línea paterna de Juan Agulló Linares difunto y de Trinidad Fambuena Montesinos, naturales de Finestrat y Liria respectivamente. (Acta de Nacimiento, Número 135, folio 135).

16325634_1719605671702359_776116573_o (2)

Archivo Juan Miguel Agulló Cortina

En la fotografía vemos a Encarnación Fambuena Ruiz y a su hijo Vicente María Francisco Agulló Fambuena vestido de “volquerets” preparados para la ceremonia del bautismo; como éste se realizó a la 5 de la tarde, los niños de un colegio cercano ubicado en la antigua calle del Colegio, actualmente Fermín Galán y García Hernández, esquina Rubert y Villó; colegio que no distaba más de 200 metros de la cueva, estaban asombrados ante el ajetreo de gentes y carruajes. Aparecen sentados en la parte superior de la cueva porque era la calle Beato Juan de Ribera, actualmente, actor Rambal.

Burjassot estaba teniendo un mes de mayo de 1917 bastante “alterado”. El día 8, la Guardia Civil del puesto de Burjassot, había detenido a Carmen Blay y a su padre Emilio Blay, acusados de espiritistas y curanderos:

“Valencia 8, 8 mañana, La Guardia civil del puesto de Burjasot ha comunicado al gobernador que en una casa de dicho pueblo se reunían varios individuos titulados espiritistas, que se dedicaban á curanderos. Dirigía el negocio la joven de veinte años Carmen Blay, y actuaba de secretario su padre, Emilio Blay, de cincuenta y cinco años.

Las curas, según declaraciones de algunos vecinos, las hacían enterrando en el corral de la casa frascos con líquidos y cajas de drogas con cantidades en metálico. Cuando la enfermedad era grave, la cantidad de dinero se aumentaba. Estos curanderos se dedicaban á la práctica de toda clase de sortilegios, arreglo de matrimonio, etc, etc.

Padre é hija han sido detenidos”. [ABC (Madrid) 8/5/1917]

A primera hora de la tarde del 28 de mayo de 1917, un landó de paseo, descapotado, paró en la calle de Liria a la altura de les coves del cementerí, el alcalde de Burjassot,  Vicente Llopis Mascarós y la doncella de una señora de postín, María Isabel Orellana y Rincón, se apearon para recoger al niño que el Obispo de Vich iba a bautizar en la iglesia parroquial de San Miguel, su madre les esperaba a la puerta de la cueva, estaba sola; su marido en Francia, ganándose el sustento de la familia, entregó  su hijo en los brazos de la doncella;  el alcalde y la doncella subieron al carruaje, dirección la iglesia, rodeados de gentío; la madre, andando, los siguió.

16388807_1719605681702358_572022340_o (2)

Archivo Juan Miguel Agulló Cortina

María Isabel Orellana y Rincón, Vicente Llopis Mascarós, alcalde, la doncella y Vicente María Francisco Agulló Fambuena, el recién nacido en el carruaje camino de la Iglesia.

El Obispo de Vich, Francisco Muñoz Izquierdo esperaba en la Iglesia parroquial. Había llegado al pueblo el día anterior en el rápido de Barcelona, para celebrar su consagración como Obispo de Vich,  siete meses antes, con familiares, amigos, y vecinos. Devoto de la Virgen y propulsor del culto mariano en su diócesis; años más tarde coronó a la Virgen de Gleba, hizo coincidir su regreso a Burjassot con la fiesta de la patrona, La Virgen de la Cabeza.

La Hormiga de oro 9_6_197

Fachada engalanada de la Iglesia de San Miguel de Burjassot

En el libro de Bautismos de 1917 de la Iglesia parroquial de San Miguel de Burjassot, asiento 48, 1ª Hoja, dice así: (Copia Literal)

“En la iglesia parroquial de San Miguel de Burjasot, Diocesis y provincia de Valencia, día veintiocho de mayo de mil novecientos diecisiete, el Iltmo Seño Obispo de Vich Dº. Francisco Muñoz Izquierdo, bautizo solemnemente a un niño que nació el día anterior a la una de la madrugada, hijo legítimo de Clemente Agulló Fambuena y de Encarnación Fambuena Ruiz, naturales y casados en Liria, vecinos de esta. Abuelos paternos Juan Agulló Linares, de Finestrat y Trinidad Fambuena Martínez, natural de Liria, difunto y vecina de esta; maternos Esteban Fambuena Martínez natural y difunto de Liria y Joaquina Ruiz Samchez, natural de Segorbe difunta en Liria. Se le puso por nombres Vicente, María, y Francisco. Juran sus padrinos D. Vicente Llopis, Alcalde de esta y Dª Isabel Orellana de Valencia, a quienes advertí el parentesco espiritual y obligación de enseñarle la doctrina Cristiana, Que certificó=”

parroquia (3)

Encarnación no sabía leer ni escribir, rogo al escribano anotara la inscripción bautismal en un papel para poder ensenársela a su marido cuando regresara de Francia. Este es papel que conserva la familia Agulló:

Archivo Juan Miguel Agulló Cortina

Libro de Bautismos de 1917 de la Iglesia parroquial de San Miguel de Burjassot, asiento 48, 2ª hoja y siguientes, dice así: (transcripción literal)

16325462_1719605408369052_122369170_o (2)

Archivo Juan Miguel Agulló Cortina

“A las doce del día veinte y siete de Mayo del año mil novecientos diez y siete, hizo su entrada solemne en lujoso automovil el Ilustrísimo y Reverendísimo Señor Doctor Don Francisco Muñoz Izquierdo, Obispo de Vich, en este su pueblo natal acompañado del Sr. Cura, Doctor Don Romualdo Vidal, alcalde Don Vicente Llopis, Juez Municipal Don Manuel Blasco; al apearse el Ilustre Prelado sonó estruendosa ovación mientras la Banda municipal del pueblo ejecutaba la marcha de Infantes: allí mismo fue cumplimentado por el Rvdo. Clero, Ilustre Ayuntamiento y demás autoridades, formándose acto contínuo la numerosa comitiva que se dirigió a la parroquia.

A duras penas consiguieron las autoridades y la Guardia Civil abrir camino para que pudiera pasar el distinguido cortejo. El Sr. Obispo profundamente conmovido bendecía a sus queridos paisanos, lleno de emoción agitaba el sombrero, mostrando así su satisfacción ante aquella prueba de afecto delirante que de los mismos recibía.

No es posible reseñar los nombres de todas las dignas personas que acudieron a recibir a S.E. basta decir que todos, desde los niños de las escuelas hasta los más ancianos estaban allí presentes.

A penas llegó la comitiva al templo, S.E., después de orar breves momentos subió al púlpito y con voz emocionada pronunció elocuente y sentida salutación, dando las gracias al Clero, Ayuntamiento, Asociaciones y pueblo en general, ofreciendose a todos como Hermano Mayor, manifestando asímismo que cuanto valía, tenía y poseía, estaba a disposición de los que tan espléndido homenaje le tributaban “Homenaje, dijo, que deposito a los pies de Nuestra  Augusta Patrona la Virgen de la Cabeza y que con caracteres indelebles quedará perpétuamente grabado en mi alma, pues ese entusiasmo que espontáneamente se desborda de vuestros corazones, cláramente indica que conservais muy vivos en vuestros pechos los cristianos y nobles sentimientos que de vuestros mayores, como legado precioso, heredásteis.”

Desde la Iglesia Parroquial  se trasladó la manifestación a la Ermita de San Roque donde se venera la Imagen de la Virgen de la Cabeza.

El trayecto fue una verdadera marcha triunfal, siendo S.E. aplaudido y vitoreado incesantemente; después de orar breves momentos ante la milagrosa imagen se dirigió por la explanada de los silos a su domicilio; al llegar aquí se disparó una vistosa traca de colores de 2000 metros. El Sr. Obispo obsequió a las autoridades y amigos de Valencia con suntuoso banquete.

A las cinco de la tarde la música dio un variadísimo concierto en la explanada de los Silos: a las siete fue trasladada procesionalmente, desde la Ermita a la Parroquia la vereranda imagen de la Santísima Virgen.

Fue tal la aglomeración del gentio ansioso de besar el anillo del Sr. Obispo, que hubo momentos en que verdaderamente lo llevaban en volandas. El pectoral se le rompió entre los apretones de la muchedumbre; hubo entonces un momento de confusión, y al intentar el Sr. Comandante de la Guardia Civil poner orden, le rogó S.E. que dejara en libertad al pueblo para que se le acercara.

En la madrugada del dia veinte y ocho se cantaron las últimas albaes dedicadas al Sr. Obispo, autoridades y Clavariesas.

La Iglesia y el altar mayor especialmente estaban adornados de flor natural tan artísticamente combinada que producía maravilloso efecto. Desde las ocho comenzó á afluir gente al templo; a las diez hora en que llegó el Sr. Obispo, no era posible contener ya a mayor multitud de la que se apiñaba bajo las espaciosas naves del mismo.

Se cantó la misa de Gounod titulada “Santa Cecilia” por 70 profesores bajo la dirección del Sr. Maestro de Capilla de la Catedral de Valencia Don Juan Pastor; el sermón lo pronunció el Doctor Don Romualdo Vidal Tudela, Cura-Ecónomo de la Parroquia. Asistieron al Ilustrísimo Sr. Obispo en el Pontifical los Muy Ilustres Sres. Capitulares de la Metropolitana de Valencia Doctores Don Constantino Tormo, Don Felipe Bilbao, Don Federico Ferreres, Don Elías Olmos y Don Manuel Irurita.

Terminada la Misa pasó S.E. a la Casa Abadía, viéndose obligado a salir al balcón ante las insistentes aclamaciones y vítores de la multitud; de aquí se trasladó en el automovil del acaudalado comerciante Sr. Aranda al domicilio de los  Señores  Don Vicente y Don José Prats, donde fue obsequiado con esplendido banquete.

A las cuatro y media de la tarde administró el Sr. Obispo los Santos Sacramentos del Bautismo y Confirmación al niño más pobre de los que nacieron en la semana anterior; siendo este apadrinado por el Sr. Alcalde Don Vicente Llopis y Doña Isabel Orellana; la madre del recién bautizado recibió valiosos donativos en metálico del Sr. Obispo, padrinos, clavarios y otras personas caritativas.

A las cinco dio selecto y brillante concierto en la Avenida de los Silos la acreditada banda del Regimiento de Otumba.

A causa del mal tiempo y de acuerdo con la junta de festejos se suspendió la procesión que hoy debía celebrarse fijándola para el próximo viernes día primero de Junio.

El día treinta y uno de Mayo celebró en la Parroquia el Sr. Obispo Misa de Comunión que recibieron de manos de S.E. más de quinientos fieles.

A las nueve visitó el Colegio Mayor del Beato Juan de Ribera y los Establecimientos de Enseñanza dirigidos por las Religiosas de la Sagrada Familia y Trinitarias, recibiendo en todos estos centros de instrucción cariñosas y filiales demostraciones de afecto.

Después de estas visitas se dirigió a la Iglesia Parroquial donde administró el Sacramento de la Confirmación a más de dos mil fieles, en dos turnos, siendo padrinos del primero Don Mariano Pascual y Dña. María del Consuelo Mateo Ventimilla (madre de Consuelo Suay, Viuda de Vicente Burgos) y del segundo Don José Elías Llopart y Doña Francisca Sancho. Desde la Iglesia pasó S. Ilma.  a la Casa-Abadía en donde el Sr. Cura le obsequió con magnífico banquete.

A las cuatro y media acompañado de las autoridades visitó a los enfermos pobres de la población, socorriéndoles con mano caritativa. A las siete visitó oficialmente al Ayuntamiento en las Casas Consistoriales (sic) , en cuyo vestíbulo le esperaban el Sr. Alcalde, todos los Concejales, Juez Municipal y numeroso público: Acto contínuo subió al Salón de Sesiones, ocupando la presidencia desde donde saludó con sentidas frases a la Ilustre Corporación, ofreciéndose incondicionalmente para contribuir a todo aquello que fuese beneficioso para la prosperidad material y moral de la población.

El día primero de Junio según acuerdo adoptado celebrose la procesión de la Virgen de la Cabeza, a la que asisitió el Sr. Obispo revestido de Pontifical. El acto constituyó grandiosa y espléndida manifestación de fe y religiosidad, distribuyeronse más de dos mil cirios y ello da idea de lo lucida que fue la mencionada procesión.

Las calles estaban engalanadas con hermosas colgaduras y desde los balcones que ostentaban vistosas luminarias caía al paso de la Imagen de la Virgen espesa llúvia de flores naturales; en las calles que recorrió el religioso cortejo, levantaronse numerosos y artisticos arcos de triunfo, disparándose infinidad de tracas.

A las once terminó la procesión en la Ermita de San Roque en medio de las mayores manifestaciones de entusiasmo.

Al retirarse el Sr. Obispo a su domicilio fue constantemente vitoreado hasta el extremo de verse obligado a salir al balcon para dar las gracias por tan efusiva manifestación de cariño.

Como final de estos festejos disparose a las doce de la noche un magnífico castillo de fuegos artificiales.

Nuestra más cumplida enhorabuena a las dignas autoridades que tanto trabajaron para que el orden más completo reinara en todos los actos celebrados, al pueblo que ha sabido admirablemente corresponder y muy especialmente a los distinguidos organizadores de tan brillantes fiestas Srs. D. Mariano Pascual, Don Manuel Aranda y Don Julio Parra”..

CCI20042017_00001 - copia (3)

Imagen tomada desde la parte trasera de la casa del Obispo en Burjassot, actual calle José Carsí, (ca 1917), donde aparecen algunos personajes de nuestra historia.

 

Vicente María Francisco Agulló Fambuena (ca 1940). Vicente por el padrino (el alcalde), María por la madrina (la aristócrata Orellana) y Francisco por el Obispo.

Vicente Agulló Fambuena (2)

Archivo Juan Miguel Agulló Cortina

Vicente María Francisco Agulló Fambuena, casó el 14 de diciembre de 1943 con, María del Carmen Cortina Fenech, natural de Burjassot, tuvieron 5 hijos, cuatro varones y una niña, Ernesto (†), Vicente, Alfredo, Encarna y Juan Miguel Agulló Cortina, contrajo matrimonio con María Fe Piñero Pérez, de Burjassot, sus hijos, Erika (1982), Joan Miguel (1985) y Alfredo José (1988).

Izquierda: Copia del asiento en el Libro de Bautismo de 1917, nº 48, 1ª hoja.  Iglesia parroquial de San Miguel de Burjassot. Derecha: Copia del Acta de Nacimiento, Juzgado de Burjassot, 1917

El Bautizo del Niño en la prensa de la época.

Diario La Correspondencia de Valencia (27-28-29/5/1917)

Diario Las Provincias (31/5/1917 y 2/6/1917)

Archivo Templres de Burjassot

Diario de Valencia (28-29/5/1917)

D d Vcia lunes 28_5_1917 1

D d Vcia lunes 28_5_1917 2

D d Vcia Martes 29_5_1917

El Siglo Futuro (28/5/1917)

siglo futuro 28_5_1917

Archivo Vicente Manzana de Pedro

Diario El Mercantil Valenciano (26/5/1917 y 31/5/1917)

Mercantil valenciano 26_5_1917

Mercantil valenciano 31_5_1917

Archivo Templers de Burjassot

Javier Martínez Santamaria

Associació Cultural Templers de Burjassot©

 

(1ª parte)

 

Bibliografía:

AC Castro, AC Moscardó, SL García. 2005. Edición facsímil del libro “Topografía médica de Burjasot” del Dr. D. Arturo Cervellera Castro, con anexo dedicado a su estudio y análisis. Associació Cultural L’Almara.

Andrés Soriano,  EJ. “El Bautizo”. Libro de Fiestas San Miguel y la Virgen de la Cabeza, septiembre 2000. Ayuntamiento de Burjassot.

“Almanak Mercantíl ó guía de comerciantes”, editado por la Vda de Joaquín Ibarra (Madrid)  1799, 1800, 1801 y 1802.

Archivo del Real Colegio de Corpus Christi de Valencia.  Signatura 3971, folio 126-130.

Árbol genealógico de la Familia Muñoz. Francisco Andrés Estellés.

http://www.arxparrvalencia.org/ Asiento 154 del Libro de Difuntos (QL 1831-1836), folio 274r de la parroquia de San Miguel de Burjassot.

Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de Vich, 24/10/1916, nº 1708. pp 286-301

Boletín Oficial Eclesiástico de Vich. 31/12/1965, nº 2604, pp 322-323.

“La Correspondencia  de Valencia”, 13/10/1916.

“La Época” (Madrid),  28/6/1890

Franch Benavent, R. (1997). Muerte y religiosidad en la burguesía comercial valenciana del siglo XVIII.

“Gaceta de los caminos de hierro”, 5/8/1860.

http://gw.geneanet.org

http://hdl.handle.net/10251/25179

Memoria sobre el colonato en Valencia / Pablo de Orellana y Rincón. Valencia: Librerías París-Valencia, 1980. — 48 p. — (Colección biblioteca valenciana) BETNO C.01/nº 12. Reprod. facs. de la ed. de: Valencia: Imprenta de Ferrer de Orga, 1886.

“Mercurio de España”. Imprenta Real. Madrid, junio de 1799.

Molas i Ribalta, P. (1974). Valencia i la Junta del Comerç.

Muy Ilustre, Virtuoso, Magnífico y Leal, Capitulo de Caballeros Jarados. San Vicente Ferrer, Boletín nº 1, (2004).

“El Pabellón Nacional”, 15/1/1876

Pérez Puchal, P. (1981). La dinámica histórica del área metropolitana de Valencia (A manera de conclusiones).

Pérez, V. G. (2003). Natalidad y mortalidad de la población valenciana (1858-1960). Cuadernos de geografía, (73).

Riegos del Rio Guadalaviar. Canal Real de Moncada. Ordenanzas para el buen gobierno y conservación de dicha acequia. (1915).

Romero, J. (1983). Propiedad agraria y sociedad rural en la España mediterránea: los casos valenciano y castellano en los siglos XIX y XX.

Tabanera García, N. (2003). Emigración y exilio: la experiencia migratoria valenciana en los siglos XIX y XX.

 

Anuncios