Etiquetas

, , , , , , , ,

Se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás

En un reino, muy, muy, pero que muy cercano, llamado Torre de Asoto, vivía un rey que, rodeado de saltimbanquis, bufones, cantantes mudos, poetisos que no rimaban y un ejército sin uniformar, sólo uniformado neuronalmente, veía trascurrir plácidamente los días tras el anonimato que le proporcionaba su natural modestia.

ABC .18_8_1934 sandias

ABC (Madrid) 18/8/1934 Una de Sandias y Calabazas en Burjassot.

Este ejército era el encargado de llevar por el buen camino a los súbditos que habitaban el reino, por ejemplo:

  • Capitaneados por el monarca se encargaban de acudir a los eventos que los habitantes organizaban para dar realce y boato al acto.
  • Ellos intentaban pasar desapercibidos, sin imágenes que inmortalizaran estos encuentros; quedaban en segundo plano a pesar de ser quienes mantenían con sus donativos altruistas estas fiestas.
  • No importaba que en estos actos no se adulara su egregia figura; ellos mantenían su apoyo siempre aumentando, año tras año, las subvenciones a cualquier entidad del lugar.
  • Eran los encargados de fomentar la libertad de pensamiento haciendo que proliferasen las diversas asociaciones que multiplicaban la multiculturalidad de este reino.
  • Gracias a este ejército y, sobre todo a sus mandos, este reino era conocido y respetado en todos los contornos por la escrupulosa defensa de las normas votadas por todos sus habitantes, fronteras establecidas con otros reinos colindantes, creación y expansión de entidades autóctonas que promocionaban su espléndido y dorado idioma…etc.
  • Se crearon grupos de voluntarios que salían altruistamente por calles y corralas a fin de aumentar la creación de grupos culturales libres e independientes que, por supuesto, nunca fueran controlados por los poderes fácticos, políticos, “kulturales”, etc.
  • Para ello atendían a estos grupos independientes económicamente (que en muchas ocasiones era aportado, incluso, de sus propias faldriqueras) de forma que no tuvieran que estar al pairo de los distintos cambios políticos.

Los decretos reales eran anunciados en paneles que, repartidos por todo el reino, eran pegados a base de engrudo hecho a base de harina y agua a fin de ahorrar gastos innecesarios a su población. Además, de esta forma, no era necesario la creación de costosísimos departamentos de propaganda.

Pero, sobre todos los asuntos, tenían el muy importante encargo de procurar la veracidad de que todo lo que se editase para deleite de los ciudadanos, fuera veraz, auténtico y real para que, de esta forma, los habitantes de este reino, fueran conocedores de las verdades más absolutas. Gracias a ellos fuimos los primeros en enterarnos de cómo fue escrita verdaderamente (y no como nos han querido aleccionar tergiversando la historia los falaces extranjeros) la mayor parte de las grandes obras de la literatura e historia universales.

Un ejemplo de esto último lo tenemos con el verdadero texto, hasta ahora desconocido, de la mundialmente obra de aventuras que lleva por título:

El Rojo  es un Ideal

Érase que se era una niña muy malvada, a la que le gustaba mucho hacer daños a los animales, y en especial a los lobos…era malvada pero muy inteligente…y aunque fuera muy malvada y no parara de hacer daño a los pobrecitos animales…nadie podía demostrarlo, así que la denunciaban una y otra vez a la Asociación pro defensa de animales…pero no conseguían nada.

Captura de pantalla (384)

Un día, que un buen lobo paseaba por la campiña, muy contento cantando y bailando, pasó por una casita adosada de tres alturas, garaje y piscina olímpica propiedad de un concejal de urbanismo y un huerto que se lo cuidaban unos becarios de un centro de formación, se encontró con una anciana, que padecía de artrosis y le llamó:

-¿A dónde vas, queridísimo lobo? –le preguntó la anciana con voz trémula y caída ladronzuela de pestañas.

-A casa de mi abuelito el lobo, para ayudarle a hacer turrón, que llega la Navidad y necesita ayuda…

-¿Podrías hacerme un pequeño favor?

-Todo lo que esté en mi garra.

-Mira, es que tengo que ir a Carrefour a comprar un poco de queso y una botella de whisky…ya que esta noche, vendrán a mi casa Flora, Fauna y Primavera la tres hadas de la Bella Durmiente, porque hoy nos toca jugar al strip poker…y no quiero dejar la casa sola, ya que estoy esperando que venga el deshollinador a limpiar mis desagües…¿Podrías quedarte mientras yo vuelvo en un pis pas?- preguntó la amable mujer.

-Pues claro que sí…no se preocupe, que me quedaré.

Y ahí se ve ir muy contenta a la abuelita con sus medias con costura, liguero de encaje negro y zapatos de aguja…mientras, el lobo, entraba en la casa, y como la buena mujer está totalmente abandonada, por su nieta que nunca venía a visitarla, ya que estaba más ocupada en acudir a manifestaciones a tocar los tambores con las piernas abiertas, y como la abuela no podía moverse mucho por la artrosis…tenía la casa un poco desordenada, así que el buen lobo, decidió ayudarla y empezó a limpiar; tan cansado quedó, que le entró un poco de sueño y viendo que la viejecita no volvía, decidió descansar un poco, y se metió a dormir en la cama de la amable mujer…

Así empezó su desdicha: la niña malvada llamada Caperucita Roja, le atacó y, junto a un amigo yonqui, que antes trabajaba de leñador pero que fue despedido cuando robó en la empresa en que trabajaba, entre los dos le amarraron a la cama, y tras dejarlo grogui, fue abierto de arriba abajo y cuando se despertó el pobre lobo, le habían quitado los riñones y el hígado que fueron vendidos en el mercado negro.

The End, La Fin, Das Ende, הסוף, Endirinn, το τέλος, Fine, Amaiera, 終わり, Het Einde, Mwisho,  Конец,  Isiphetho, al Final, Fin.

Como puede verse, gracias a los grandes valedores de la kultura autóctona del reino de la Torre de Asoto, hemos podido conocer el verdadero y real texto de nuestra literatura e historia y de esta forma haber podido desasnarnos. Y para demostrar la diferencia entre la verdad y la falsedad respecto a este interesantísimo documento, insertamos a continuación el falso texto que, hasta ahora, creíamos como verdadero:

TACIRUPECA JARO

Dibujo NIña

Bai Tacirupeca Jaro por el quebos, ralatra, ralatra, docuan de tepenre, ¡ Ñoco, el bolo!- jodi tacirupeca.

– ¿Dedon vas, dedon vas tacirupeca? – jodi el bolo.

– Yvo a saca de mi talibuea quepor goten que levarlle la darienme.

Rope el bolo, que era muy loma jodi:

– Te redí un nomica más tocor rapa garlle más dopirra.

El bronca del bolo golle a la saca tesan que tacirupeca, y se tiome en la maca.

Cestonen golle tacirupeca y molla a la tapuer:

Pon, pon…

– Traen tacirupeca, la tapuer taes tabiera- jodi el bolo dotime en la maca.

– Talibuea, talibuea, que joso tan desgran nestie.

– Son rapa tever jormé – jodi el bolo.

– Talibuea, talibuea, que rizna tan desgran nestie.

– Son rapa telero jorme – jodi el bolo.

– Talibuea, talibue, que cabo tan desgran nestie.

– ¡¡Es rapa temerco jormé!! – togrí el bolo.

Rope tacirupeca, que rae muy telienva le dio nau datapa en los voshue, y el bronca del bolo liosa dotanpi.

Y rinloco, doraloco, tees tocuen se ha dobaca.

Y colorín y colorado…esta historia la he contado.

Associació Cultural Templers de Burjassot©

Anuncios