Etiquetas

, , , , ,

Español/Valencià

La Sociedad Civil es un concepto que pertenece a aquellos individuos con el título de ciudadanos en una sociedad democrática, que actúan de manera colectiva con el objetivo de tomar decisiones en lo concerniente al ámbito público, por fuera de cualquier tipo de estructura gubernamental, creando de manera conjunta un espacio público donde desarrollar el dinamismo social frente al estatalismo o el despotismo.

Integrada en esta sociedad l´Associació Cultural Templaris de Burjassot desarrolla desde hace tiempo una actividad cultural y divulgativa, basando sus trabajos fundamentalmente, en la investigación histórica e idioma autóctonos de nuestra ciudad y, por extensión, de nuestro histórico Reino de Valencia.

Ante los ataques reiterativos y virulentos que, sobre todo últimamente, están sufriendo nuestra historia y lengua propias, en “Templaris de Burjassot” no podemos permanecer impasibles y callados, porque las mentiras más crueles son dichas en silencio, y  además, no sólo seriamos mentirosos, sino algo peor, mentirosos e hipócritas. Es por esto que nunca ayudaremos a que la verdad se corrompa tanto con la mentira como con el silencio.

Desde nuestra fundación como  Associació Cultural, tomamos la firme decisión de apartarnos de cualquier pensamiento ideológico o político, sabemos que la decisión más difícil que un profesional de la política debe tomar es si ser servil, abyecto, hipócrita o mentiroso. Bajo estas premisas, el precio que en ocasiones hemos pagado, nos ha hecho aprender a obsequiar con nuestra ausencia a quien no valora nuestra presencia.

A estas alturas de la historia de nuestro Reino de Valencia, enfrentarse por ser “Botiflers” o “Maulets”, por guerras intestinas rebosantes de egos, por una supuesta superioridad moral, basada en la nada y por nacionalismos egocéntricos y excluyentes de cualquier signo, impiden que la sociedad civil, en primer lugar,  no alcance el dinamismo social necesario para enfrentarse al estatalismo y el despotismo que son el mayor lastre para las sociedades democráticas, en segundo lugar permite que la ignorancia y el relato sesgado e interesado de nuestra historia, sea con el tiempo el relato real y en tercer lugar, el relativismo del lenguaje que encubre a la mentira interesada cambiando el significado de los conceptos para beneficio de unos pocos. Por todo esto el pensamiento de “Templaris” es claro y diáfano, nunca cortaremos un árbol para hacer una tarima sobre la que disertar respecto de cómo conservar la naturaleza.

Alfonso X el Sabio, decía: “Un cántaro cuanto más vacío está, más ruido hace”, parece una obviedad, en realidad es la descripción perfecta de la situación actual.

Somos ciudadanos, como tales debemos contraer una obligación, muy necesaria en las sociedades democráticas, fiscalizar al poder del tipo que sea, hostigarlo si es necesario para descarar sus vergüenzas, revolverse ante la tutela estatal que nos impide pensar, porque pensar por cuenta propia no es una pérdida de tiempo, es más, creemos que no basta simplemente con decir la verdad, sino que conviene mostrar la causa de la falsedad. De esta forma la verdad triunfará sobre sí misma, ya que como vemos con demasiada asiduidad, la mentira necesitará siempre de complicidad.

A los “Templaris” nadie se nos montará encima ya que nunca doblaremos la espalda. La libertad y dignidad humana, tanto individual como colectiva es inalienable en nosotros, por tanto creemos no hay más que una historia. La historia del hombre, todas las historias nacionales no son más que capítulos de la mayor.

Como ciudadanos libres, miembros de la sociedad civil, y por las razones expuestas anteriormente, tenemos una responsabilidad para con nosotros y las generaciones venideras. Preservar, estudiar, divulgar y transmitir la identidad del Reino de Valencia, identidad única desde su creación. Los símbolos que nos identificaron y siguen identificándonos. La lengua hablada y escrita a lo largo de los siglos de nuestra tierra, el Idioma valenciano. La cultura ancestral de la cual bebemos todos y las tradiciones orales, festivas o costumbristas de nuestros antepasados.

Y así seguiremos, le pese a quien le pese.

 

Espanyol/Valencià

La Societat Civil es un concepte que pertany a aquells individus en el títul de ciutadans en una societat democràtica, que actüen de manera colectiva en l’objectiu de prendre decisions en lo concernent a l’àmbit públic, per fora de qualsevol tipo d’estructura governamental, creant de manera conjunta un espai públic a on desenrollar el dinamisme social front a l’estatalisme o el despotisme.

Integrada en esta societat, l´Associació Cultural Templaris de Burjassot desenrolla des de fa temps una activitat cultural i divulgativa, basant les seus treballs fonamentalment, en l’investigació històrica i idioma autòctons de la nostra ciutat i, per extensió, del nostre històric Regne de Valéncia.

Davant els atacs reiteratius i virulents que, sobre tot últimament, estan patint les nostres història i llengua propies, en “Templaris de Burjassot” no podem permanéixer impassibles i callats, perque les mentires més cruels son les dites en silenci, i  ademés, no a soles seriem mentirosos, sino una cosa pijor, mentirosos i hipòcrites. Es per açò que mai ajudarém a que la veritat se corrompa tant en la mentira com en el silenci.

Des de la nostra fundació com  Associació Cultural, prenem la ferma decisió d’apartar-mos de qualsevol pensament ideològic o polític, sabem que la decisió més difícil que un professional de la politica deu prendre es si ser servil, abjecte, hipòcrita o mentirós. Baix estes premisses, el preu que en ocasions hem pagat, mos ha fet deprendre a obsequiar en la nostra absència a qui no valora la nostra presència.

Ad estes altures de l’història del nostre Regne de Valéncia, enfrontar-se per ser “botifles” o “maulets”, per guerres intestines sobreixents d’egos, per una suposta superioritat moral, basada en no res i per nacionalismes egocèntrics i excloents de qualsevol signe, impedixen que la societat civil, en primer lloc,  no alcanç el dinamisme social necessari per a enfrontar-se a l’estatalisme i el despotisme que son el major llastre per a les societats democràtiques, en segon lloc permet que l’ignorància i el relat biaixat i interessat de nostra història, siga en el temps el relat real i en tercer lloc, el relativisme del llenguage que encobrix a la mentira interessada canviant el significat dels conceptes per a benefici d’uns pocs. Es per açò que el pensament de “Templaris” es clar i diàfan: mai tallarém un arbre per a fer una tarima sobre la que dissertar respecte de com conservar la naturalea.

Alfons X el Sabi, dia: “Un canter quant més buit està, mes soroll fa”, sembla una obvietat, en realitat es la descripció perfecta de la situació actual.

Som ciutadans, i com tals devem contraure una obligació, molt necessaria en les societats democràtiques, fiscalisar al poder del tipo que siga, embromar-ho si es necessari per a descarar les seues vergonyes, escarbar-se davant la tutela estatal que mos impedix pensar, perque pensar per conte propia no es una perdua de temps, es més, creem que no es prou en dir simplement la veritat, sino que convé mostrar la causa de la falsetat. D’esta forma la veritat triumfarà sobre sí mateixa, ya que com veem en massa assiduïtat, la mentira necessitarà sempre de complicitat.

Als “Templaris” ningú se mos montarà damunt ya que mai doblarém l’esquena. La llibertat i dignitat humana, tant individual com colectiva, es inalienable en mosatros, per tant creem no hi ha més que una história: l’història de l’home, totes les històries nacionals no son més que capítuls de la major.

Com ciutadans lliures, membres de la societat civil, i per les raons expostes anteriorment, tenim una responsabilitat per a en mosatros i les generacions venidores. Preservar, estudiar, divulgar i transmetre l’identitat del Regne de Valéncia, identitat unica des de la seua creació. Els simbols que mos identificaren i seguixen identificant-mos. La llengua parlada i escrita a lo llarc dels segles de nostra terra, l’Idioma valencià. La cultura ancestral de la qual bevem tots i les tradicions orals, festives o costumistes de nostres antepassats.

I aixina seguirem, li pese a qui li pese.

Associació Cultural Templaris de Burjassot©

Anuncios