Etiquetas

, , , , , , , , ,

Buenos días a todos.

Tal día como hoy del año 1876, Sor Francisca de la Concepción, fundó en Valencia la congregación de las Religiosas Terciarias Franciscanas de la Inmaculada. Sus fines apostólicos son la enseñanza a ciegos y sordomudos.

image

Francisca Pascual nació en Moncada (Valencia) el 13 de octubre de 1833, en el seno de una familia humilde de labradores, cuya economía pronto tuvo que apoyar Francisca con su trabajo. Sus padres se llamaban Jaime Pascual Bó y Mariana Domenech Montagud. De joven se empleó en una fábrica de hilado de seda en Valencia, a la que tenía que acudir diariamente, junto con otras jóvenes de Moncada; a la intensa jornada laboral se unía el doble recorrido a pie de los 7 Km que separan el pueblo de la capital. Luchó por mejorar sus condiciones de trabajo y las de sus compañeras, a las que ofreció la alternativa de residir en Valencia alquilando un piso para vivir de lunes a sábado.
Acudió primero a las religiosas Adoratrices y más tarde, ante la limitación que le suponía su propia situación económica, al Beaterio de Terciarias de San Francisco de Asís, que existía en la calle Renglons (hoy, Arzobispo Mayoral) de Valencia desde antes del siglo XIII, en el que ingresó a los 30 años de edad. Allí se observaba la regla de los franciscanos seglares y Francisca vivió consagrada a la oración y a la caridad. Ella aportaba al grupo una personalidad sencilla, humilde y prudente, por lo que sus compañeras no tardaron en elegirla responsable de aquella fraternidad. Organizó el beaterio de manera que se viviese una vida común en todos los aspectos, cosa que cuando ella ingresó no existía, ya que cada una de las terciarias organizaba su vida tanto de oración como de trabajo de forma individual. A Francisca este estilo de vida no le parecía el más conforme al carisma franciscano, y propuso a sus compañeras fundar una congregación en la que se estableciera la vida común tal como la concibió san Francisco para sus seguidores. La mayoría de las terciarias aceptó la propuesta, el arzobispo de Valencia, Mariano Barrio, aprobó sus nuevas constituciones y el 27 de febrero de 1876 comenzaron a llevar vida en común y a dedicarse a nuevos apostolados. Empezaba así como congregación de derecho diocesano la Congregación de Religiosas Terciarias Franciscanas de San Francisco de Asís y de la Inmaculada Concepción, hoy Congregación de Hermanas Franciscanas de la Inmaculada. Más tarde, el 9 de abril de 1902, obtuvo de la Santa Sede la aprobación definitiva de las constituciones y la condición de congregación de derecho pontificio.
Los esfuerzos de las hermanas tendrían que dirigirse de modo especial a la educación de niñas, dando prioridad a las que no tenían recursos, y a la educación de niños y niñas sordomudos y de ciegos.
image

La madre Francisca Pascual murió el 26 de abril de 1903 en Moncada, en el noviciado que ella misma había fundado. Recientemente se inició en la diócesis de Valencia el proceso de su beatificación, que actualmente se encuentra ya en Roma. A su muerte, la madre Francisca dejaba establecida la congregación en las provincias de Valencia, Alicante, Salamanca, Cáceres y Teruel, y, en trámite, Madrid y Barcelona, con un total de 29 casas y más de doscientas hermanas.

En las imágenes vemos a Sor Francisca de la Concepción y una de las clases impartidas a niñas ciegas.

Jesús Moya Casado.

Associació Cultural Templers de Burjassot©

 

Anuncios