Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Buenos días a todos.

Tal día como hoy del año 1302, en las Corts celebradas en Valencia, Jaime II acepta que cada tres años, el 6 de enero, se celebren Cortes del Reino, ya fueran en la capital como en cualquier otra ciudad valenciana. Una vez superada la etapa de transitoriedad, en 1261 se produce la incorporación de pleno derecho del Reino de Valencia a la Corona de Aragón, a la cristiandad y al modelo cultural de Occidente.

El instrumento más representativo serán les Corts, que —cabe matizar— no tenían carácter permanente, eran estamentales y con unas funciones limitadas, las cuales se pueden resumir en cuatro:

En primer lugar, el acto de recepción y prestación de juramento de respeto a los Furs por parte del monarca y de fidelidad por parte de sus súbditos.

En segundo, la actividad legislativa de las Corts destinada a que la doctrina pactista sea efectiva. También será fundamental la actividad financiera, indiscutiblemente ligada a la oferta del donativo en Corts.

Finalmente, la prestación y reparación de greuges o transgresiones que vulneren los fueros o las libertades del reino, así como las garantías personales o estamentales.

Entre 1261 y 1645 hubo poco más de medio centenar de Corts para el Reino de Valencia, la mitad de las cuales se celebraron en la ciudad de Valencia (en la Catedral y el convento de San Domingo). Aunque aumentaron las ciudades representadas (llegaron a treinta en el XVII), el peso y el número de convocatorias de Corts fue en declive, reflejo de la decadencia de las instituciones forales. A la vitalidad de los siglos XIII y XIV, le siguió la consolidación del siglo XV y el decaimiento del XVI, acentuado en el XVII. Ya se olía el desastre de Almansa de 1707, donde Furs, Corts y Reino de Valencia quedaron sepultados.

16129838_1202079816542656_2032849541_o

En la imagen podemos ver la pintura del pintor italiano (de Saboya) Francesco Pozzo (1593). Esta pintura ocupa uno los muros que abre a la plaza de la Virgen. Bajo el emblema del brazo militar (San Jorge alanceando al dragón) una cartela dice “Estrenvo Bras Militar”.

Terminada la obra, el mural tuvo que ser retocado por el mismo pintor en dos cuestiones fundamentales. En un primer momento el encargo de los señores diputados fue la de retratar a veintiocho personajes, finalizada la obra creyeron que eran pocos y obligaron al artista a añadir doce nuevos personajes hasta completar un total de cuarenta. Otro aspecto que no gustó a los nobles caballeros es que el rostro de los retratados no era el adecuado para caballeros de los reinos de España y que era necesario darles aspecto de hombres más maduros. “No tenien semblants als dels regnes de Espanya sino als de Ytalia”. Francesco Pozzo tuvo que retocar los rostros de los personajes, muchos de los cuales se consideran son fieles retratos de los nobles de la época que componían el estamento militar.

Jesús Moya Casado

Associació Cultural Templers de Burjassot©

Anuncios